Singular aporte Estudiantes zarateños distinguidos por un innovador proyecto

En la feria organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que comenzará hoy en el Centro Cultural Borges, podrá apreciarse una sencilla pieza de arcilla que, adosada a la hornalla de la cocina, permite un sustancial ahorro de energía.
La investigación la realizaron alumnos del Instituto Superior de Formación Docente 120.

Alumnos del Instituto Superior de Formación Docente 120 de la ciudad de Zárate, fueron distinguidos en una preselección para participar de la Expo innovar 2009, el concurso Nacional de Innovacio-nes organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innova-ción Productiva de la Nación.

El grupo de segundo año de Tecnología, en base a un práctico desarrollado en la materia "Fundamentos Físicos" presentó un proyecto destinado al ahorro del gas en las cocinas tradicionales a través de adosar a los quemadores, un anillo de material refractario que ellos mismos fabricaron.

En diálogo con EL DEBATE, el ingeniero Héctor Lamberti, profesor de la materia "Fundamentos Físicos" explicó que "en esta quinta edición, el concurso contó con la inscripción de un total de 2630 proyectos de todo el país, en dife-rentes categorías".

Elección

Del total fueron seleccionados 400 proyectos para la exposición y para formar parte del catálogo Innovar 2009 que será entregado en la muestra que comenzará hoy en el Centro Cultural Borges, extendiéndose hasta el próximo viernes, ocasión que se darán a conocer los 60 trabajos elegidos dentro del certamen.

Dentro de esta clasificación final, los proyectos podrían tener apoyo financiero para un mejor desarrollo investigativo de los trabajos.

Lamberti señaló que "nuestra idea surgió a partir de la observa-ción y medición, análisis de aspectos centrales en la física y de vincular la investigación sobre formas de energía, con el contexto social, apuntando a la resolución de las demandas cotidianas de la comunidad".

El docente añadió que "todo esto se vio potenciado por la unión de la pedagogía con la tecnología que le otorga una elevada sinergia a esta carrera del Instituto".

Manos a la obra

Realizadas las investigaciones pertinentes y en el convencimiento que podía probar la faz teórica que indicaba que a través de un cuerpo refractario podía otorgarse mayor poder calórico a una llama de una cocina, los estudiantes pusieron manos a la obra.

Lamberti remarcó que "reali-zamos todo a puro pulmón y con las manos embarradas, fabricaron con arcilla de la costa del Paraná un anillo refractario, al que se le agregaron algunos aditivos aconsejados por una ceramista".

Según la teoría, ese anillo, una vez cocinado en un horno, no dejaría que el calor se escape de la hornalla.

"Obtenido el anillo, la prueba, justamente de fuego –destacó Lamberti- fue pasar del laboratorio del Instituto a la cocina del establecimiento para probar el elemento construido colocándolo alrededor de una hornalla".

Para realizar las mediciones pertinentes tomaron un volumen de agua medido y con igual temperatura inicial, cronómetro en mano, controlaron aumento de temperatura y tiempo empleado.

La primera prueba fue frustrante ya que los tiempos fueron iguales en ambos casos, pero observaron que los quemadores de la cocina –de tipo industrial- eran demasiado altos, dejando al anillo a baja altura. Por ese motivo, en una segunda oportunidad le adosaron un soporte de metal por debajo del anillo.

¡Eureka!

"Había un gran silencio –relató el docente- mientras se calentaba el agua, sólo se oía la voz del que leía el termómetro y la que daba el tiempo. Casi sobre el final, como resistiéndose, la temperatura comenzó a subir más rápido, y en medio de una algarabía general alcanzó el valor final dos minutos antes que la hornalla sin anillo".

Mediciones posteriores indicarían que esos dos minutos representan un ahorro de gas del 10%, lo cual no es un hecho menor, teniendo en cuenta la necesidad de buscar soluciones al gran despilfarro que se realiza en materia de energía no renovables.

Lamberti, manifestó que "este modelo artesanal sin mejoras, logró un resultado realmente muy importante, a tal punto que presentamos el trabajo ante el Ministerio de Ciencia y Tecnología, quien nos ha honrado con este reconocimiento a la hora de hacernos participar en la exposición".

Finalmente el profesor a cargo de la innovación que lleva el sello zarateño indicó que "quizás todavía no sea como lo deseamos, pero sin duda es un avance que sirve para tomar distancia de esa forma de pensar estigmatizada por (Arturo) Jauretche cuando escribió "¡Que va a inventar algo ése, si es vecino mío", concluyó Lamberti sin ocultar su orgullo de haber formado parte junto a los estudiantes del Instituto en tan digna presentación.

La exposición

El evento tiene entrada libre y gratuita, y puede recorrerse entre hoy miércoles y mañana jueves, de 10 a 19, y el viernes, de 10 a 15, en el Salón de las Naciones del Centro Cultural Borges en Viamonte y San Martín en Capital. Los 60 ganadores se conocerán el viernes, durante la ceremonia de entrega de premios, que comenzará a las 17. En total se repartirán más de 400.000 pesos entre las 8 categorías.

y el premio adicional INNOVAR que será elegido entre todos los ganadores.

Comentá la nota