Los sindicatos volvieron a marchar por múltiples demandas

Con el correr de los días, y en el marco de la campaña electoral en marcha, las organizaciones gremiales tienden a intensificar sus reclamos. Para el Gobierno, detrás de la movida hay una clara intencionalidad política. Los gremios se defienden y dicen que quien politizó la disputa es el oficialismo al plantear la candidatura de la Ministra de Educación en una banca en el Senado de la Nación. Ayer hubo incidentes.

Organizaciones sociales, estudiantes, docentes autoconvocados, y la totalidad del arco gremial de la provincia marcharon ayer hacia el Ministerio de Salud, Casa de Gobierno y al Ministerio de Educación en reclamo por programas sociales sin concretar, mejoras salariales y laborales, y la promoción o derogación de medidas específicas en el ámbito legislativo.

En la calurosa mañana un cerrado cordón policial contuvo las protestas que llegando el mediodía complicó de sobremanera el tránsito en el microcentro capitalino.

"El diálogo con el Gobierno está totalmente cortado, la situación es desesperante porque desde que inició el año llevamos adelante medidas de fuerza y no hay acercamiento", dijo Gabriela Albornoz, de la Unión de Docentes Argentinos (UDA).

En Casa de Gobierno la manifestación fue recibida por un parapeto policial desplegado por el Gobierno durante toda la mañana.

Precisamente en este ámbito, el secretario de la Gobernación Carlos Fagúndez, justificó el operativo. "Es para resguardar el patrimonio de los correntinos. Tiene que haber control para que se eviten desmanes, aunque siempre cuando hubo problemas gente vinculada a la dirigencia de la Capital de Corrientes. Hay muchos oportunistas que no tienen nada que ver con la realidad", manifestó el cruceño, quien recalcó una aseveración recurrente entre los miembros de la gestión oficialista. "El reclamo está politizado y tiene que ver con el proceso electoral del 28 de junio. La mejor manera de manifestarse es exigiendo a los legisladores que asistan a su ámbito de trabajo para debatir y ver cómo Corrientes puede recuperar su dinero".

ESPECIFICIDADES

Frente a Casa de Gobierno, decenas de reclamos fueron pronunciados, entre ellos, delegados de cinco barrios de la Ciudad de Corrientes que exigen la concreción de las obras programadas en el Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba)

Los vecinos reiteraron que agentes del Gobierno les informaron en recientes encuentros que "el Promeba no se hará integralmente", sino sólo algunas obras. Ese plan incluía la extensión de los servicios básicos, la reconstrucción de las casas de los vecinos y la entrega de sus tierras.

Según los vecinos, desde el Estado les informaron que las obras se suspenderían por no haberse aprobado en diciembre de 2008 el Plan de Asistencia Financiera con el que la provincia se habría hecho de 232 millones de pesos.

Pero los delegados sostienen que los fondos para las obras permanecen en la provincia desde 2007, por ello este miércoles marcharon bajo consignas como "¿dónde está el dinero?".

La marcha también pasó por el Superior Tribunal de Justicia, donde los trabajadores judiciales se manifestaron en contra de demoras en el cronograma de pagos, y culminó en el Ministerio de Educación.

Los sindicatos docentes y estudiantes y profesores del Instituto de Trabajo Social de la Provincia lideraron allí el reclamo. Los primeros acompañan la protesta un paro de 24 horas, los segundos con una toma de las instalaciones de la entidad educativa.

Los gremios volvieron a pronunciarse en contra de recientes descuentos en los salarios de docentes que participaron de huelgas anteriores, hecho que califican de una violación al derecho a huelga y que ya motivó presentaciones judiciales.

Los profesores y estudiantes en cambio reclaman la revisión de una resolución emitida hace unos meses por el Ministerio de Educación que cambia el actual régimen de estudio en el Instituto al de una Tecnicatura a término.

Según los estudiantes, esta resolución vaticina el cierre definitivo de la carrera, lo que suponen sucederá en tres años. "Es increíble, estamos en una provincia donde estallan los problemas sociales pero las políticas siempre van en sentido contrario", dijo una profesora en la protesta.

ROCES

Al ya acostumbrado caos que se desata en el tránsito en cada movilización, esta vez se sumó un incidente con empujones y golpes a policías que custodiaban que nadie ingrese por la esquina de 25 de Mayo y Buenos Aires, Justo enfrente de la iglesia Nuestra Señora de la Merced, donde estaba colocado un vallado.

Los manifestantes habrían golpeado a un grupo de policías que estaba en el lugar con el objetivo de levantar el vallado para que ingresen un par de camionetas y combis que llevaban equipos de audio que formaban parte de la manifestación.

Los efectivos, luego de ser agredidos por los reclamantes, habrían recibido la orden de liberar el paso, medida que se habría implementado para evitar desmanes, "algo que algunos estaban buscando de manera constante", señaló un agente del orden, que estaba en el lugar".

De la manifestación participaron unos 300 municipales, así como gremialistas del sector docente, judiciales, de la sanidad y varios movimientos sociales, y en la zona de la plaza 25 de Mayo se sumó la llamada familia policial.

Comentá la nota