Sindicatos locales llaman a acordar por conservar empleos

A partir de las 20:30 y por más de dos horas, anoche en la filial de los "canillitas" se reunió anoche la conformación gremial de la ciudad, por convocatoria de la Confederación General del Trabajo.
La presencia de representantes de la industria del vestido, municipales, metalúrgicos, del sector cárnico, de la industria del plástico, el comercio, estacioneros, del sector de diarios y revistas, la alimentación, entre otros, fueron los que debatieron la situación real del mercado laboral en Rafaela.

En un encuentro más nutrido que los que se vienen realizando en los últimos meses, la notoriedad de la crisis local, iniciada el año anterior lejos de las influencias globales, se remarcó en la participación y en la intervención en críticas situaciones en diversos sectores.

"Todos coincidimos que el principal esfuerzo se debe enfocar en mantener los puestos de trabajo", señaló en su conversación con LA OPINION Roberto Oesquer, titular de la Unión Obrera Metalúrgica y a la vez de la CGT local.

Por supuesto que fue un eje central en la exposición el caso de la valvulera Mahle, que consiguió con un acuerdo con el sindicato metalúrgico una suspensión de trabajos por una semana, para no caer en casos de despido o mayor emergencia. Esta autopartista es una de las firmas locales que recibe actualmente y por tres meses una ayuda estatal de 600 pesos por empleado, a la espera de un repunte de actividades.

Anoche fueron varios los ejemplos de la emergencia laboral local, atendida desde el primer momento en 2008 por las gremiales.

Estos ejemplos de industrias grandes y medianas parecen tener una similar situación en el rubro comercial y de la carne, que también podrían solicitar el "Repro", para conservar márgenes de empleo durante tiempos complicados a nivel de demanda en los diversos mercados.

Esta unidad de los gremios demuestra la fortaleza en la representación de los trabajores, pero del mismo modo requiere un compromiso conjunto que parta desde las patronales. "Hay que conseguir acuerdos para poder conservar el empleo", comentó como principal idea el responsable de la filial Rafaela de la CGT.

POR LA SALUD

Otro de los puntos salientes, al igual que se había mencionado en el encuentro del mes de enero fue la protección de los trabajadores en aspectos relacionados a las coberturas de salud. "Los aportes de cada empleado para sus mutuales se deben seguir haciendo" mencionó Oesquer en relación al recorte de gastos que hacen algunos empleadores y que a pesar de descontar los montos de los sueldos, no efectivizan los pagos a las obras sociales. De forma conexa, este Diario confirmó que algunas mutuales están demorando los pagos a los prestadores y profesionales, incluso desde el mes de setiembre, que llegan a cinco meses de demora.

A PESAR DE TODO

Uno de los aspectos más livianos que se planteó fue la necesidad de a pesar de la crisis, organizar un festejo para el 1° de mayo, fecha del Día de los Trabajadores. Sobre este aspecto se reunirán en la sede de SOIVA el viernes algunos sindicatos para comenzar a delinear puntos fundamentales de esta iniciativa.

En tanto la CGT tiene agendado para el primer lunes de abril el próximo encuentro formal, mientras el estado de alerta puede generar reuniones repentinas de ser necesario.

Comentá la nota