Sindicatos docentes piden una respuesta salarial inmediata

El Ministro de Educación dijo que "no hay fecha" para reunirse con los gremios y que eso depende de la voluntad del Gobernador. Los sindicatos docentes comienzan a mostrar su descontento. "Muchas buenas intenciones y ninguna acción concreta", señalaron.
El primer encuentro formal entre el gobernador Ricardo Colombi, las autoridades del Ministerio de Educación y los seis gremios docentes (AMET, UDA, SADOP, MUD, ACDP y SUTECO) se volvió a postergar. Estaba previsto para hoy entre las 9 y las 10 de la mañana, pero el ministro Orlando Macció señaló ayer que el encuentro dependerá de la voluntad y de la agenda del Gobernador. "Cuando el Gobernador lo disponga, nos vamos a reunir", indicó. A pesar del fuerte reclamo salarial de los maestros, el titular de la cartera educativa remarcó que "hay cuestiones más importantes" que lo salarial y que no se pueden "aventurar cifras ni tiempo" para las mejoras en los sueldos de los maestros.

La promesa inicial de Educación fue que el encuentro se realizaría "antes de que finalice enero"; pero a este mes sólo le quedan dos días y la reunión fue postergada nuevamente y sin fecha cierta. "No es que se oculte la fecha, sino que dependemos de la agenda del Gobernador", se excusó ayer Macció. Agregó que no tiene "certeza" de cuándo serán convocados los gremios, sólo dijo que sería breve.

En el encuentro aplazado los maestros iban a pedir la derogación de los decretos 400 y 401, a través de los cuales se les descontaba 250 pesos a los docentes que realizaban paros; la reglamentación de la Ley de Titularización Docente; también buscarían consensuar un proyecto de Ley de Educación Provincial y de Educación Técnica, entre otros temas. Pero el planteo principal será el blanqueo de los 350 pesos en el sueldo básico, para que suba de 650 a 1.000 pesos; como condición para no iniciar las clases con conflictos y el aumento de la asignación familiar (que está en 60 pesos por hijo), para que se acerque a los 180 pesos que paga la Nación.

Orlando Macció no se salió del libreto del Gobierno y señaló que la cuestión salarial hay que tratarla con "mucha prudencia y responsabilidad"; porque hay otras cuestiones más importantes que analizar y resolver primero. "Estamos muy complicados para aventurar cifras y tiempo. En el transcurso del año vamos a ir mejorando la situación salarial", comentó Orlando Macció.

Piden una respuesta salarial inmediata

El Ministerio de Educación prometió abrir el debate laboral y salarial con los gremios docentes antes de que finalice enero, pero sigue postergando el inicio de las reuniones de trabajo. A esto se le agrega el fuerte reclamo salarial de los maestros, a lo que el Gobierno les responde que "no habrá respuestas salariales inmediatas". A casi un mes de que se inicien las clases, el próximo 1 de marzo, los maestros correntinos comienzan a mostrar su impaciencia y a la gestión de Ricardo Colombi se le abre un nuevo frente de conflicto con los empleados públicos.

"Estamos muy expectantes, porque además nos informamos a través de los medios de comunicación. No tuvimos ninguna comunicación oficial con el Ministerio de Educación", comenzó diciendo a "época" el secretario general de la Asociación Correntina de Docentes Provinciales (ACDP), José Gea. El dirigente señaló que "las bases están ansiosas" y la que la dirigencia gremial "ya está preocupada por las declaraciones del Ministro. Queda poco tiempo antes del inicio de las clases y no hay fecha cierta de convocatoria para trabajar en las comisiones".

Gea adelantó que "los reclamos salariales" son inclaudicables. "Sobre todo el planteo del blanqueo de los 350 pesos en el sueldo básico y el aumento de las asignaciones familiares por hijo. Estas son cuestiones que no pudimos concretar el año pasado. Por lo que no podemos seguir esperando", indicó.

El gobernador Ricardo Colombi les prometió a los maestros "que los sueldos se irán corrigiendo de manera parcial"; y el ministro secretario general, Carlos Vignolo, dijo que podría ser recién "en el segundo semestre" cuando vendrían las mejoras salariales. Para el secretario general de ACDP ese tiempo muy extenso, que los maestros "están perdiendo la paciencia. Necesitamos una respuesta salarial inmediata", afirmó. Estiman que el Gobierno puede dar una actualización salarial "a corto plazo" para iniciar las clases, "y otro a largo plazo" para todo el año.

El próximo 8 y 9 de febrero los maestros deberán presentarse en las escuelas de toda la provincia, y los gremios deberán aguantar la presión de las bases por las demandas salariales. "Los maestros nos van a empezar a cuestionar. El Gobierno tienen que entender que a los maestros ya no nos queda paciencia y vamos a tomar las medidas que nos vayan dictando las bases. El Gobierno manifiesta muchas buenas intenciones pero ninguna acción concreta, y eso tampoco sirve", dijo José Gea.

"Las bases están perdiendo la paciencia"

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (SUTECO), Fernando Ramírez, dijo a "época" que no les convencen las explicaciones económicas del gobernador, Ricardo Colombi; del ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres; ni del ministro secretario general, Carlos Vignolo. "Los números muestran un crecimiento del 27 por ciento en los fondos nacionales que están ingresando a Corrientes. Es un parámetro más que suficiente para otorgar una respuesta salarial inmediata", comentó.

El Mandatario y sus ministros señalaron que una mejora salarial se daría recién en la segunda mitad del año, que dependerá de la refinanciación de la deuda provincial con Nación, que la Provincia atraviesa una crítica situación financiera, y pidieron prudencia en los reclamos salariales. Ramírez dijo que son responsables "por eso le pedimos un 20 por ciento de aumento a la Nación, porque es lo que necesitamos. Nos piden paciencia, cuando ellos a fines de 2008 y principios de 2005 apoyaron nuestro pedido de un 25 por ciento de aumento del salario básico", disparó.

Para el secretario general de SUTECO, "el Gobierno es el que debería ser responsable, y llamarlos a discutir con los números reales de la Provincia. El Ministerio de Economía de la Nación marca una tendencia de crecimiento de los recursos para Corrientes. Estamos cansados de las imposiciones. Criticaron a la administración anterior, y ellos hacen lo mismo imponiendo y no debatiendo", señaló.

Fernando Ramírez dijo que no analizan ninguna medida de fuerza, pero que "las bases están perdiendo la paciencia. No nos pueden pedir paciencia y prudencia con un sueldo de 1.400 pesos", señaló.

Comentá la nota