Sindicatos denuncian que hay empresas que buscan "sacar tajada" del crac

Los gremialistas resolvieron emitir un documento sobre la situación real que atraviesan y advirtieron que lo elevarán al Gobierno de la Provincia. Aseguran que muchas empresas usan el crac económico para echar personal.
Urgidos por las virulencias de la crisis financiera mundial, el grueso de los gremios fabriles de Villa Mercedes mantuvo el lunes una reunión, donde coincidieron en redactar un documento con el fin de anoticiar a las autoridades gubernamentales sobre el panorama que atraviesa el sector. Los gremialistas aseguraron que la situación “es complicada” y que las fábricas aprovechan la problemática económica para “sacar tajada”. El encuentro se desarrolló en las oficinas del Sindicato de la Carne y además contó con la participación de legisladores provinciales.

“Los gremios estamos en alerta, pero hay muchas empresas que quieren sacar tajada de las crisis, pese a que nosotros no la desconocemos. Los empresarios siempre buscan la variable de achicar costos y no lo vamos a permitir. Se olvidan que la mayoría son exportadores y cuando les fue bien necesitaban de los empleados y ahora se los quieren sacar de encima”, disparó Marcelo Periale, secretario del sindicato que agrupa a los trabajadores de la carne.

El dirigente dijo además que la situación en Villa Mercedes no es tan dramática como en otros lugares, pero que existen fuertes rumores de suspensiones en algunas plantas. Con respecto al documento que los gremios van a redactar, Periale aseveró que “tendrá la firma de todos los gremios y será presentado ante el Gobernador Rodríguez Saá, a quién le vamos a pedir audiencia”. En la reunión estuvieron el diputado Luis Zabala y el senador Daniel Herrera.

Por otra parte, el secretario general del Sindicato de los Trabajadores de la Alimentación (STIA), Juan Roveri dijo que se empezó a sentir con más fuerza los coletazos económicos en medio de un clima de gran incertidumbre: “Se empezó a notar la baja de producción y no sabemos en realidad si es una decisión empresaria de bajar la producción o que bajó el consumo. Puede ocurrir que la empresa ante el panorama de crisis se retraiga y limite la producción al mínimo indispensable para ver que pasa, en realidad ninguna empresa y ningún sindicato sabe bien que pasa o que va a ocurrir la semana que viene”, confesó.

Roveri también añadió que por ahora no habrá suspensiones, aunque advirtió que si no hay soluciones de fondo de parte del Gobierno Nacional la situación empeorará súbitamente: “En el caso nuestro todavía no ha habido suspensiones, pero si no hay correcciones reales de fondo por parte del gobierno nacional, como barreras arancelarias o buscar la manera que los productos no ingresen a precios menores que los de acá, yo creo que terminamos mal. A nivel gremios se va a hacer todo para contrarrestar la crisis pero San Luis está inserto en un país, no hay manera que obligues a un privado desde el estado provincial a que no haga determinadas cosas”, indicó.

En la misma línea que Periale, el secretario de STIA señaló que las patronales van a utilizar como excusa la debacle financiera para echar trabajadores: “A nosotros no nos ha ocurrido pero que la industria va a utilizar todos los métodos que tengan a mano para preservar y depurar alguna cosa, como empleados que no les interesa, lo van a hacer. Pero a nosotros en particular no nos ha pasado”.

Villa Mercedes: UOCRA continúa en estado de alerta y movilización

La delegación Villa Mercedes de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) continuará en estado de alerta y movilización hasta tanto se resuelva la situación de alrededor de doscientos trabajadores de la construcción que quedaron desocupados a raíz de la crisis financiera mundial. Daniel Herrera, representante del gremio, advirtió que se manifestarán ante las empresas que tienen obras adjudicadas si no emplean a los trabajadores tal cual como estaba estipulado.

Si bien comenzaron los trabajos iniciales en el predio donde se construirá el nuevo edificio del Poder Judicial en Villa Mercedes, Herrera manifestó que es necesario que la obra se ponga en marcha para permitir la ocupación de alrededor de ciento cincuenta trabajadores. “Le pedimos a la empresa que tome gente, si tienen voluntad pueden trabajar en cerramientos y limpieza, pedimos que tome la decisión de incorporarlos aunque sea de forma paulatina”, comentó al respecto.

El lunes por la tarde los trabajadores nucleados en la UOCRA se reunieron nuevamente en asamblea, por lo que acordaron continuar con el estado de alerta y movilización hasta tanto comiencen las obras que se encuentran en suspenso. “Vamos a esperar hasta mañana – por hoy-, sino comenzaremos con la medida de fuerza”, advirtió Herrera.

En esta oportunidad, en caso de no encontrar solución al conflicto, y según había adelantado Herrera durante el fin de semana, la protesta tendrá un carácter inusual: “Vamos a tomar una medida que va a consistir en presentarnos en las obras y que todos los empresarios que estén trabajando en la construcción se deberán hacer cargo de aquellas personas que están sin trabajo, porque ellos han crecido en esta Provincia y en el momento más difícil no se pueden aprovechar. Si tienen que hacer un recorte o un ajuste que lo hagan en otro lado y no en los trabajadores y en su familia”.

Comentá la nota