El sindicato de Rolla pidió un aumento del 40 %

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Osvaldo Rolla, le pidió al intendente Mario Meoni un 40% de aumento salarial, aunque no recibió una respuesta favorable.
La ronda de diálogo con los sindicatos se había iniciado hace unos días con el gremio liderado por Daniel Rosetti, que le pidió un 10% de aumento para los trabajadores, justificando este bajo índice en la difícil situación de la comuna con la baja sufrida de la coparticipación provincial y la recaudación.

Ahora, Rolla contó que “estuvimos reunidos con el Intendente en horas del mediodía y lo primero que se trató fue el tema salarial, sobre lo cual no llegamos a ningún acuerdo. El nos pide que tengamos prudencia porque la economía no está para hablar de incrementos de sueldos en estos momentos, aunque reconoce la situación pero en sucesivas reuniones charlaremos al respecto”.

“Nosotros estamos pidiendo un 40% de aumento, no que sea todo junto sino que dialogamos para ver la manera en que puede darse y lo que él puede ofrecer, porque según me dijo en estos momentos están haciendo muchas cosas para priorizar el pago de salarios, hasta que la economía dé un vuelco favorable”, apuntó.

El dirigente municipal observó que en este marco, “decidimos desde esta semana charlar con los compañeros para ver cuál su respuesta y poder seguir hablando con las autoridades. El Intendente no se niega a los aumentos de sueldos pero no se anima a tirar una cifra en estos momentos”.

“Este año tiene que haber incremento, cómo y cuándo lo seguiremos charlando porque habrá otras reuniones, para ver la evolución de la economía, aunque no puede irse muy lejos en el tiempo porque el trabajador municipal siempre queda rezagado”, apuntó.

Rolla dijo que “además, durante todo el año, nosotros gestionamos que cada uno que cumpla los requisitos quede en planta permanente, que pedimos en cada reunión que tenemos con el Intendente y le levamos un listado”.

Otro discurso

Por otra parte, respondió a la acusación de Rosetti, que había denunciado que sus afiliados sufren presiones desde el gremio de Rolla.

“No es nuestro estilo, no trabajamos de esta manera, sino que son cosas que le vienen a la boca a este muchacho y las dice. De ninguna manera nosotros protagonizamos ningún apriete, como se dice en la jerga sindical”, señaló.

También remarcó que “lo que sucede es que del otro lado hay una persecución contra mi sindicato y específicamente contra mío, llegándose a decir cualquier cosa”.

“Nosotros no contestamos a los agravios de él, pero sí hemos notado es que ha cambiado el discurso, algo que me llama poderosamente la atención. Decía otras cosas, ahora ha cambiado”, opinó sobre el titular del otro sector municipal.

Comentá la nota