El sindicato de Peñalba decretó un paro de 48 horas

En una asamblea realizada el miércoles, el Sindicato de Trabajadores Municipales, conducido por el polémico Enrique Peñalba, determinó un paro de actividades de 48 horas. La medida de fuerza se hará efectiva el martes.
Ese día, los empleados marcharán hasta la puerta de la Municipalidad.

Desde el gremio exigen distintas reivindicaciones que no lograron resolverse en la mesa paritaria abierta el año pasado. En primer lugar reclaman un incremento salarial del 45%, luego de la suba del 20% que la gestión de Graciela Rosso aprobó a principios de 2008.

En el listado de reclamos también se incluye la reactualización del escalafón municipal, algo que en la práctica incide de manera directa en el salario de los trabajadores. Por otra parte, la entidad gremial solicita la entrega de indumentaria de trabajo para todo el personal y una correcta provisión de insumos en todas las áreas del municipio.

Antes de decidir el cese de actividades durante el martes y el miércoles próximo, el sindicato realizó dos asambleas. En la primera los asistentes determinaron confeccionar un petitorio que fue elevado al Departamento Ejecutivo. Ante la falta de respuestas concretas, en la reunión del miércoles acordaron ponerle fecha a la medida de fuerza.

"Esta señora (por la intendenta) nos tiene desprecio. No se anima a darnos un aumento como corresponde, y sí les da un aumento a los funcionarios. Les saca la disposición permanente a los jefes de división y se las da a los funcionarios. Rosso les paga sueldos infernales a los funcionarios", dijo Peñalba sobre la información publicada por EL CIVISMO el sábado pasado.

El dirigente sindical consideró que la mesa paritaria resultó una mentira "que sólo sirvió para entretenernos. Estuvimos hablando seis meses de lo mismo y no logramos nada".

En referencia a la contestación que el gobierno dio al último petitorio presentado por el sindicato, Peñalba opinó que "la respuesta fue llamarnos nuevamente a la mesa paritaria, pero no se habló de plata". En este sentido, reiteró que su gremio "no quiere dialogar más para ser entretenido y no recibir nada".

-La situación que motiva la medida también estaba presente en la gestión anterior. ¿Por qué ahora decidieron realizar un paro?

-Es que la situación empeoró. El último año de la gestión de Prince no fue bueno. Pero el cambio no fue para mejor, fue para peor. Es cierto que en la gestión anterior pasó mucho de esto. Pero la gente quiso un cambio, pero no fue para mejor. Empeoró nuestra situación. Por eso invitamos a todos los sectores a sumarse, pero siempre teniendo en cuenta que el único beneficiario tiene que ser el trabajador municipal. Esta señora (por Rosso) no le tiene respeto a la gente de Luján, no le tiene respeto a las instituciones ni a los trabajadores municipales. Hay que decirle basta. Eso no significa decirle que se vaya, sino demostrarle que tiene que cambiar el rumbo.

Comentá la nota