El sindicato Municipal reclamó por la derogación de la Ley 11757

Integrantes de la conducción del Sindicato Municipal Chivilcoy protestaron ayer a la mañana en las puertas del Palacio Municipal y en distintas dependencias comunales en el marco de una jornada de reclamo a nivel provincial impulsada por la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses para derogar la Ley 11757, por una salario mínimo, vital y móvil, poder realizar paritarias y tener convenciones colectivas de trabajo.
La movilización sirvió también para que se reclamara por la situación de más de 500 trabajadores municipales chivilcoyanos que se encuentran 'en negro', según afirmó el secretario general Fernando Garrido. Lo que se manifestó como una 'toma simbólica' de la Municipalidad, como sí se realizó en otros municipios, en el orden local sólo fue una panfleteada, donde dio a conocer las características del reclamo. 'Por ahora, nuestra lucha es entregar volantes y concientizar a los vecinos por lo que estamos pasando los municipales bonaerenses, pero no descartamos ir a un paro provincial y local, y también la posibilidad de armar una carpa', dijo el dirigente gremial. El reclamo tiene como objetivo la derogación 'de una ley nefasta que dirigentes nos vendieron en el año 95, que no nos permite hoy tener un salario mínimo, vital y móvil. Un empleado que recién ingresa no gana más de 1100 pesos, cuando en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional habla de la estabilidad laboral y eso no ocurre con el empleado municipal'. 'A nivel local, las horas extras se pagan sólo $7, lo que es una barbaridad. Tenemos sueldos deplorables, traslados, y lo peor de todo, más de 500 trabajadores en negro, con planes Fomento o contratos temporarios, compañeros que no pueden protestar porque no tienen estabilidad laboral', agregó.

Comentá la nota