El sindicato mercantil en estado de alerta y movilización

Los últimos días del año para los empleados de comercio se viven con tensa expectativa por el reclamo que lleva adelante el gremio para conseguir un aumento de sueldo.
El Sindicato de Empleados de Comercio y Servicios de Chivilcoy se ha declarado en estado de alerta y movilización "por un salario digno", y no se descarta que a mediados de la próxima semana se lleven a cabo medidas de fuerza que se traduciría en un paro de actividades previo a las Fiestas. El secretario general del sindicato mercantil Omar Bellicoso dijo que los "empresarios ofrecen limosna en vez de aumento de salarios. Ellos se quejan, como siempre, que las cosas no andan bien, y nosotros nos quejamos de que el salario cada vez nos alcanza menos. Son dos realidades opuestas, pero nosotros nos preocupamos por la situación de los empleados de comercio". El dirigente gremial dijo que el nuevo acuerdo salarial debía haberse cerrado el 15 de noviembre "pero seguimos discutiendo y negociando para darle una respuesta mínimamente interesante a toda nuestra gente antes de las Fiestas, porque ya sabemos que para estas fechas la labor de los empleados de comercio va a ser descomunal, trabajando fuera de hora y entendemos que nuestro planteo que abarca varios ítems del convenio implica un aumento de salarios y una suma de 500 pesos como compensación extra por única vez por el fin de año". Bellicoso aclaró que los empleados de comercio están en estado de alerta y movilización y no se descarta que se lleve a cabo un paro de actividades. "Nosotros depositamos mucha confianza en el poder de negociación que tiene esta institución pero esto se ha convocado a todas las filiales a un plan de alerta y movilización en todo el país y esperando alguna otra medida en caso de no prosperen las negociaciones", explicó. Asimismo dijo que "un paro sería la última medida o accionar que nos queda cuando vemos que ya tenemos perdida toda posibilidad de encontrar soluciones en una negociación, por siempre tratamos de manejarnos con la prudencia necesaria para no llegar al borde del abismo, porque después es difícil pararlo una vez que está movilizado, y ya todos sabemos qué pasa cuando el comercio se para". El principal dirigente mercantil dijo que se solicita un incremento salarial del 18 por ciento más un plus para fin de año de $500. Asimismo, en el orden local se mantuvieron reuniones con la Cámara de Comerciantes Minoristas y algunos de los principales supermercados para que entreguen a sus trabajadores un vale por $300 para cambiar por mercadería para fin de año, "hecho que prácticamente estaría siendo aceptado".

Comentá la nota