Sindicato de judiciales reanuda actividad en alerta y a la espera de millonaria sentencia

El Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco (SEJCH), recordó que mañana, 2 de febrero, comienza la actividad normal en el Poder Judicial a excepción del departamento San Fernando donde es asueto.
El gremio consideró necesario resaltar la gran actividad desarrollada por los trabajadores judiciales que cumplieron con sus tareas en la feria judicial, ya que los conflictos de todo tipo no se tomaron vacaciones y los judiciales estuvieron presentes en total actividad.

Se recuerda que continúa el estado de alerta y movilización y conforme a lo resuelto en diciembre se realizará asamblea general de delegados de toda la provincia el 6 de febrero a las 18 en French 960, esperando la sentencia en la causa Muller que tramita por el Superior Tribunal de Justicia ad hoc, la que luego de 17 años de espera, se fijó como fecha cierta para el 9 de febrero a las 9, en la cual se dictará y cuyo proyecto está reservado en sobre cerrado, con el voto suscripto por los tres conjueces, doctores Raúl A. Parra, Florencio F. Suárez y Raul H. Nardoni y teniendo en cuenta que se rechazó la excusación de la doctora Susana Pachecoy, se espera también contar en esa fecha con su voto. La demanda cuya sentencia se espera fue iniciada en 1991, por reclamo salarial ante el incumplimiento de la ley 2895.

“Los empleados judiciales --dice un comunicado-- nos encontramos en alerta y vigilantes, ya que la sentencia que se dicte será un antecedente de suma importancia para todos los trabajadores judiciales y atento los antecedentes y jurisprudencia sentada, esperamos una sentencia favorable, ya que no existe fundamento alguno para que salga algo contrario a los derechos de los trabajadores”.

En la asamblea de delegados también se abordará sobre pedido de aumento salarial para el sector judicial a cuyo fin el SEJCH pedirá con urgencia, audiencia al Superior Tribunal de Justicia y al gobernador Jorge Capitanich para plantear la situación salarial de los trabajadores judiciales.

Comentá la nota