El sindicato ferroviario celebró la puesta en marcha de trenes cargueros

"Los conductores celebramos que el gobierno provincial invierta en puestos de trabajo, porque eso es claramente invertir en el bienestar de la sociedad y su pueblo", dijo Ariel Coria, secretario adjunto nacional del sindicato ferroviario, La Fraternidad.
El Sindicato de Conductores de Trenes, La Fraternidad, manifestó su pública satisfacción por la reciente inauguración de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL). "Este flamante polo de actividades es sin dudas un gran impulso para nuestro sector y desde el sindicato confiamos en que colaborará con el repunte de la actividad en la zona. Los conductores celebramos que el gobierno provincial invierta en puestos de trabajo, porque eso es claramente invertir en el bienestar de la sociedad y su pueblo", indicó su secretario adjunto nacional, el daractense Ariel Coria.

La Zona de Actividades Logísticas se inauguró el viernes 28 de agosto y fue una obra ejecutada totalmente por el Gobierno de la Provincia (Ver recuadro). Además, ese día, un tren carguero puso en marcha el ramal ferroviario que une el predio logístico y Justo Daract y que permite operar hasta Rosario y Buenos Aires. Entre otras instalaciones, se presentó un depósito de cinco mil metros cuadrados con capacidad para almacenar cuatro mil doscientos pallets de productos.

La ZAL tiene una superficie de ochocientos treinta mil metros cuadrados y está equipada con instalaciones especializadas para almacenaje, manipulación y distribución de mercaderías. En el predio se localizan operadores y empresas de servicios relacionadas con el sector de los transportes. Además, el complejo logístico cuenta con 4.768,96 metros de instalaciones ferroviarias que permiten recibir y enviar productos desde y hacia Buenos Aires y Rosario, aunque próximamente podrían incorporarse nuevos destinos.

En el primer año de actividades, la ZAL presume la partida de una formación de cuarenta vagones por semana. Cada vagón puede transportar entre cuarenta y cincuenta toneladas de productos. Tan sólo un carro granero permite cargar 52 toneladas de soja, mientras que el mismo receptáculo traslada hasta 55 toneladas de maíz, trigo, cereales o pellets. Además, los trenes tienen la capacidad de llevar materiales gaseosos, líquidos o refrigerados.

Los trabajos para reacondicionar el ramal ferroviario Justo Daract – Zona de Actividades Logísticas comenzaron a finales de mayo y demandaron al Gobierno de la Provincia una inversión de $6.350.000. Más de diez trabajadores de Villa Mercedes fueron empleados para desmalezar y reponer el material faltante en las vías.

Desde Buenos Aires, el secretario adjunto nacional de La Fraternidad, Ariel Coria, reflexionó sobre la puesta en marcha del emprendimiento logístico y ferroviario. Las siguientes son algunas de sus conclusiones:

- ¿Qué opina de la activación del ramal ferroviario Justo Daract - ZAL?

- La Zona de Actividades Logísticas es una iniciativa muy importante del gobierno provincial, ya que se hizo con fondos propios de la provincia lo cual no es menor en estos momentos. Esto es importante porque significa que el ferrocarril empezará a funcionar en la zona y dinamizará la economía. Esperamos que sea sólo un comienzo y que progresivamente haya una mayor política de tráfico de trenes a través de América Latina Logística (ALL).

- ¿Cuáles son las ventajas del tren como sistema de transporte de carga?

- Frente al sistema automotor, son amplias las diferencias: si bien requiere una mayor inversión inicial, los fletes son más económicos y permite un mayor volumen de transporte de cargas. El tema ecológico no es un tema menor: implica menos polución. Y otro aspecto importante es que la reactivación ferroviaria podría reducir la cantidad de muertes en las rutas, lo cual hoy es un gran flagelo que padecemos todos los argentinos que recorremos las rutas. En líneas generales, creo que el tren es un eje central de la actividad económica en todos los países del mundo, y sin dudas en la Argentina estamos viviendo una etapa de recuperación, luego del desguace de los ´90.

- La reactivación del ramal ferroviario permite crear nuevos puestos de trabajo. ¿Cómo beneficia esto a Justo Daract y Villa Mercedes?

- Lo importante es que la ZAL dinamizará a las comunidades de Villa Mercedes y Justo Daract, reactivará el empleo de los habitantes de la zona, más allá del gremio al que estén afiliados. En cuanto a las cantidades no podemos hablar en este momento, dado que este es el inicio. Más allá de que sabemos que la gestión del compañero Alberto Rodríguez Saá hará lo posible para que este proyecto funcione y genere puestos de trabajo.

- A nivel nacional, ¿faltan políticas que permitan reactivar otros ramales ferroviarios?

- Creemos que la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) recientemente creada está cumpliendo una función clave para recuperar los ferrocarriles. En este sentido, es innegable que a nivel nacional se ha impulsado la reactivación del sector. Por supuesto, queda mucho por hacer pero como trabajadores seguiremos apoyando las políticas que se están desarrollando en todo el país.

Una inversión millonaria del Gobierno de San Luis

La obra que ideó Adolfo Rodríguez Saá durante su mandato como gobernador de San Luis, tomó forma cuando el 11 de octubre del 2005 Alberto Rodríguez Saá firmó el contrato para crear el centro operativo de carga y transporte más importante del centro del país. La inversión inicial para ese emprendimiento fue de 21.681.257 pesos. Entonces, el proyecto prometía ofrecer beneficios para la industria y el agro, oportunidades de negocios y menor costo en transporte al disminuir en un treinta por ciento el precio de los fletes.

Además, la ejecución de la Zona Aduanera y un depósito crossdocking – que permite hacer cargas y descargas del galpón al tren y del tren al galpón-, le demandó al Gobierno otra inversión de más de cinco millones de pesos. Por otra parte, otros seis millones se destinaron para reacondicionar el ramal ferroviario que une Justo Daract con el predio logístico. Así, la inversión superó los 30 millones de pesos.

Comentá la nota