Sindicalistas estatales tomaron la sede de la Legislatura de Jujuy

Aseguran que no se irán del edificio hasta que el Gobierno otorgue un aguinaldo extraordinario y conceda un aumento en las asignaciones familiares por hijo. La protesta impedirá aprobar este miércoles el Presupuesto 2010, como tenía planeado el oficialismo.
Dirigentes de gremios estatales ocupan desde ayer el edificio de la Legislatura, donde –prometieron- permanecerán hasta conseguir sus dos reclamos más importantes: el pago de un aguinaldo extraordinario y el aumento a 180 pesos de la asignación por hijo.

La intención de los sindicatos es evitar que sancione la Cámara de Diputados, que tenía previsto tratar el proyecto de Presupuesto 2010 este miércoles.

Después de idas y vueltas, el Gobierno, que operó a través del ministro de Gobierno Pablo La Villa y el presidente del bloque Justicialista, Rubén Rivarola, propuso recomponer en 180 pesos la asignación por hijo de los empleados que ganan hasta 1800 pesos, oferta que fue rechazada por los sindicatos.

En apoyo de los sindicalistas, manifestantes en su mayor parte del gremio municipal, hicieron un gran acampe frente a la explanada de la Legislatura y ahí –entre bombas ensordecedoras- se mantuvieron durante todo el día, cortando el tránsito por la calle Gorriti.

Además, varios sindicatos –entre ellos ADEP y CEDEM- convocaron a paro sin asistencia para este miércoles. La sanidad llamó a una huelga con asistencia y retiro a las 9 horas hacia la sede legislativa. "No nos vamos a retirar, así sea Navidad y Año Nuevo", aseguró Yolanda Canchi, secretaria general de ATSA.

En declaraciones a la prensa, el gobernador Walter Basilio Barrionuevo sostuvo que es imposible conceder un aguinaldo extra. "Estuvieron funcionarios reunidos allí (Legislatura) y entiendo que se produjo un impasse y más allá del estadio completo en que puedan estar esas conversaciones, la dificultad radica en una cuestión de prelación en cuanto a la asignación de fondos. En estos momentos –agregó- estamos concentrados, preocupados sobremanera porque podamos contar con los fondos suficientes para pagar diciembre; nos comprometimos a pagar el aguinaldo en dos partes, lo estamos haciendo y mañana (por hoy) completaremos, la semana que viene también. Entonces –destacó- el esfuerzo financiero está puntualmente radicado ahí, de manera que los requerimientos de otra naturaleza tienen que ser objeto de otro tipo de análisis".

En cuanto a la equiparación de las asignaciones familiares, dijo que "hubo una propuesta específica de mejora pero entiendo que en un primer momento no fue aceptada por lo que se estaban evaluando otras alternativas".

Cerca de medianoche, los sindicalistas recibieron colchones y brazadas y se disponían a dormir en el piso del salón Marcos Paz.

Comentá la nota