Sinchicay: "La sospecha es para todos los empleados del IPAUSS por igual"

El máximo representante del IPAUSS aseveró que "el robo es grave, pero no escandaloso" y además precisó que "de parte de la institución no hay postura y nosotros no somos quienes dan el certificado de buena conducta".
Asimismo, el Presidente del megainstituto negó que haya irregularidades que derivaron en el robo de los 125 mil pesos.

El presidente del Instituto Provincial Autárquico Unificado de Seguridad Social (IPAUSS), Vicente Sinchicay, dijo que "el robo del IPAUSS no puede ser un escándalo. Es grave, pero no escandaloso. Hay malestar lógico de parte del personal en cuanto a que si bien se usó violencia en la apertura de la caja fuerte, no pareciera que esa violencia fuera determinante para su apertura".

"En cuanto a la línea investigativa, la policía y la justicia debe manejar y no debe descartar ninguna hipótesis, pero para el Directorio no hay ningún personal del IPAUSS bajo sospechas directa. Están tan sospechados como cualquier empleado del IPAUSS de Río Grande. Es la misma sospecha para todo", aseveró Sinchicay en declaraciones a FM del Sur de Ushuaia.

Asimismo, el Presidente del IPAUSS confirmó que "por cercanía y responsabilidad directa se han tomado algunas medidas, pero siempre de parte de la investigación. De parte de la institución no hay postura y nosotros no somos quienes dan el certificado de buena conducta".

En cuanto a la información que indica que severas irregularidades en el funcionamiento del este propiciaron el robo de los 125 mil pesos destinados al pago de pensiones, Sinchicay señaló que "la información publicada no tiene absolutamente nada que ver con el hecho. Son cuestiones que se van metiendo en el medio y nos pone vulnerables en todo sentido. No le veo vinculación a las horas extras que hace el personal con el robo en sí mismo. No entiendo la vinculación que se hace".

"Nosotros aspiramos a que esto se acelere a los efectos de tener la tranquilidad de que no hay ningún empleado del IPAUSS involucrado", reflexionó y dijo además: "Un allanamiento no es cómodo en el lugar de trabajo, entonces imaginemos lo que debe ser en el ámbito familiar. Y estar bajo sospecha somete a la gente a una presión importante".

Comentá la nota