Se sinceró la suba de impuestos porque no alcanza para insumos

La comuna salió a defender que no es directa la relación entre el reavalúo y el impacto en las Tasas, y lo justifican con aumentos de hasta el 300% en insumos desde el 2001. Cabe mencionar que la oposición recordó aumentos de avalúos en 2005.
La comuna de Paraná fundamenta el aumento en una “notable desactualización” de los avalúos vigentes y en el altísimo incremento del costo de los insumos para lograr la debida prestación de servicios, la Municipalidad de Paraná determinó, mediante el Decreto Nº 1769, una actualización diferencial de los valores de la tierra y una actualización adicional para los terrenos baldíos. "Esta actualización, como se informara oportunamente, tiene un criterio progresivo de mayor imposición sobre los que más tienen, exceptuándose a jubilados y pensionados", se indica oficialmente.

.

Tras conocerse la disposición, quien está a cargo de la Agencia Fiscal Municipal (Afim), el subsecretario de Hacienda, contador Marcelo Rubattino, quiso poner el acento en aclarar que pese al incremento, no es directa la relación entre el reavalúo y el impacto en la tasa que debe abonar el contribuyente.

En este sentido, el funcionario apuntó que “existen 13.900 partidas, que si bien tienen una actualización de su avalúo o de su valorización fiscal que ronda el ciento por ciento, no tendrán ese efecto o impacto en la liquidación de la tasa. No es proporcional o directa la reforma del avalúo respecto del cálculo de la tasa que va a asumir cada vecino”.

Por ello, es importante aclarar que la progresividad de la medida se vincula además a una distinción en la calidad constructiva, así se actualizan “los valores básicos por metro cuadrado de edificación en forma equitativa, moderada y gradual, diferenciando el tratamiento según las calidades constructivas, aplicando una actualización mayor sobre las construcciones de calidad superior y menor en las correspondientes a construcciones de calidad inferior”.

Dicha progresividad en la actualización de la base imponible se sustenta en que las diferentes realidades socioeconómicas se ven reflejadas en las distintas calidades constructivas, y tiene por objetivo reflejar en la inteligencia de esta norma un esquema de ecuanimidad y justicia. Así, por ejemplo el valor del metro cuadrado para un inmueble en la zona del Parque Urquiza es de $ 113,92 y para un inmueble en Avda. Newbery es de $ 2,83.

Por otra parte, Rubattino dio cuenta, en una serie de datos comparativos, del aumento que ha debido afrontar la Comuna a la hora de conseguir los insumos para el normal funcionamiento. En este sentido, ejemplificó que el litro de policloruro de aluminio para potabilizar el agua, pasó de costar, 417,92 pesos en 2001 a 1.235 pesos en la actualidad, es decir, un 195 % más; el asfalto líquido, que valía en aquél año 709 pesos, cuesta ahora 2.974: lo que representa un 388 % de incremento; y la bolsa de portland, que tenía un costo de 6 pesos, tiene ahora un valor de 26 pesos: es decir, sufrió más del 300 % de aumento.

En otro orden, vale apuntar que en lo que concierne a la valuación fiscal de las mejoras, los valores básicos por metro cuadrado de superficie cubierta vigentes registran un atraso no inferior al 340% respecto de los valores de mercado de la construcción, según estudios de la Secretaría de Planificación e Infraestructura municipal.

La desactualización se evidencia, por ejemplo, si se observa el dato del costo de los servicios directos prestados por la Tasa General Inmobiliaria y la Tasa por Servicios Sanitarios, que duplica a lo recaudado por esos conceptos, puntualizó el contador Rubattino. Y, en el mismo sentido, el efecto de la inflación ha disparado los costos de los insumos básicos para la prestación de servicios.

Autocomparación con los que aumentaron

Finalmente si se compara la situación con otros servicios, como el video por cable por ejemplo; se observa que este último tuvo un incremento del 100% en los últimos dos años.

“La situación de Paraná no escapa a la de otras ciudades, como Santa Fe, Rosario y Victoria –argumentó luego el funcionario- que se vieron obligadas a practicar actualizaciones; esta gestión con gran esfuerzo, honró lo comprometido y no actualizó los montos durante el primer año, pero de caras al futuro, se impone una corrección”.

Rosario aumentó la Tasa General de Inmuebles hasta un 75% en diciembre de 2005 y en el corriente año nuevamente aproximadamente un 50% y Santa Fe aplicó incrementos de hasta el 200% en el presente año.

Comentá la nota