En Simoca denuncian que el Gobierno los discrimina

Un funcionario del único municipio en manos de la oposición dice que el PE les retacea el envío de fondos previstos en el Pacto Social.
El subsecretario de Coordinación del municipio de Simoca, Daniel Argañaraz, señaló que en dos años de gestión se redujo un 47% la deuda que mantienen con la Provincia. A la vez, afirmó que el auxilio económico que el Gobierno brinda a esta Municipalidad es prácticamente nulo.

"Haber reducido el endeudamiento es bueno desde el punto de vista financiero, pero no lo es tanto a partir del momento en que sufrimos una falta de crédito en el municipio", manifestó. Simoca es la única intendencia en manos de un opositor: el radical Luis González.

Argañaraz denuncó que desde el Ejecutivo se anuncian envíos por un determinado monto pero que, en realidad, los dineros que llegan representan apenas un ínfimo porcentaje de lo que se publica. "En 2008, a Simoca se le asignaron $ 2 millones, de los que cuales sólo llegaron $ 57.640. Para 2009, figuramos con $ 4 millones de asistencia, pero hasta ahora sólo llegaron $ 142.890. En ambos casos, se utilizó el dinero para afrontar pago de salarios. En otras palabras, apenas nos llegó el 3,34% de estos $ 6 millones", dijo el funcionario.

Según el funcionario, el aumento de la deuda pública de otros municipios pone de manifiesto un trato desigual, por parte del Gobierno, al momento de distribuir recursos. "Para nosotros no hay fondos no reintegrables, que sí reciben los otros municipios. No nos eligen a la hora de otorgar ciertos beneficios", expresó.

El funcionario simoqueño se mostró esperanzado en que se puedan refinanciar las deudas municipales. "Esto nos permitiría encarar obras pendientes y ejecutar otras que nos están haciendo falta. Simoca creció y tiene mayores necesidades: ampliación de cloacas, agua potable, canalizaciones, tendido de red domiciliario, alumbrado público. Estamos viviendo en uno de los departamentos más pobres del país, y el cobro de impuestos no es suficiente", aseveró.

Comentá la nota