Silvia Bozzo: "El aumento de cuarenta pesos es una burla".

Silvia Bozzo:
Así lo expresó la secretaria general de la Unión de Educadores Bonaerenses seccional Junín. Pide que se tenga en cuenta el costo de vida y de la canasta familiar.
La Federación de Educadores Bonaerenses llevará a cabo un paro por 48 horas a concretarse lunes y martes de la semana que viene, mientras que el congreso provincial de la entidad gremial docente pasó a un cuarto intermedio en espera de una respuesta que conforme a sus expectativas de parte del Gobierno provincial.

La presidenta de la Unión de Educadores Bonaerenses filial Junín, Silvia Bozzo, dijo a DEMOCRACIA que "el aumento de cuarenta pesos es una burla".

De esta manera, las clases para el nivel primario podrían comenzar el miércoles próximo si se recibe la oferta adecuada a las exigencias gremiales docentes.

Bozzo, durante el diálogo con este diario, manifestó que la pretensión es que "el aumento sea acorde al costo de vida. Desde Junín pedimos que se tenga en cuenta la canasta familiar. No se habló de porcentajes".

La dirigente gremial dijo que "lo único que hizo Oporto fue elevar nuestro básico de 1.450 a 1.490. Esa fue la oferta del Director General de Educación. A nadie le satisface un aumento del cuatro por ciento cuando el incremento del costo de vida real es otro".

"El docente se siente burlado y nos llevan a esta situación en la cual nos enfrentan a la opinión pública porque el Gobierno no convocó en tiempo y forma para empezar la discusión en busca de acuerdos salariales, mucho antes del comienzo de clases", indicó.

Reclamo por los fondos del IPS:

La secretaria general de UDEB Junín manifestó que "queremos que nos restituyan nuestros fondos del IPS. Ese dinero ni siquiera es utilizado en los trabajadores y la pregunta es para qué se están usando esos fondos que nunca deberían haber sido tocados".

Comentá la nota