Silva: "Sólo querían saber cuánto y cuándo"

El ministro de Gobierno, Javier Silva, quien encabezó la frustrada mesa de negociación con los gremios, aseguró que el Ejecutivo estaba dispuesto a acceder de forma inmediata a dos de los tres planteos gremiales, que beneficiaban directamente al sector docente, y remarcó que habían pedido "no 90, sino 30 días" para analizar el curso de la economía y poder dar una respuesta acerca de la posibilidad de un incremento salarial.
Para el funcionario, los gremios docentes malograron una oportunidad de avanzar en el reconocimiento de viejas demandas del sector por enfocarse exclusivamente "en tener más dinero en el bolsillo". "Lo único que les preocupaba es tener plata en los bolsillos; cuando les propusimos ver otras cosas que hacen a la mejora de calidad del trabajo -entre las que mencionó titularización de cargos, blanqueo de conceptos en negro-; no hubo una voluntad de la mayoría", lamentó el jefe de Gobierno en diálogo con Radio Ancasti. "Para ellos el tema puntual era saber cuánto y cuándo".

"La Provincia está haciendo denodados esfuerzos para mantener la actividad económica, para mantener el rumbo y salir lo antes posible de la crisis y de repente vienen estos planteos de los que no cuestiono su legitimidad, pero hay una cuestión de oportunidad", destacó el ministro.

Comentá la nota