Silva dijo que es centro de una campaña contra el Gobierno

El ministro de Gobierno y Justicia, Javier Silva, luego del fracaso de la interpelación brindó una conferencia de prensa en su despacho de Casa de Gobierno. Allí prácticamente denunció una campaña política en su contra, al afirmar que desde la designación de las nuevas autoridades de la Cámara baja viene siendo "centro de ataque, por ser la cara visible de la política de gobierno, y plantear algunas cuestiones en su defensa".
Silva aseguró que, más allá de la irregularidad y la formalidad de la interpelación frustrada, por "siempre he tenido la mayor apertura y voluntad de trabajar, de rendir cuentas, de informar y de hacer las autocríticas necesarias".

Asimismo, el ministro afirmó que la apertura desde el ministerio de Gobierno y Justicia es permanente y constante, y ratificó la invitación: "Estas puertas han estado siempre abiertas, no hace falta trabajar forzando instituciones, la Constitución, los reglamentos internos que tiene la Cámara de Diputados, parar pretender llevar adelante una interpelación Ningún diálogo se genera bajo emplazamiento, presiones, condicionamientos, o limitaciones".

El titular de Gobierno comentó que "se pretende desgastar un ministro de este gobierno por el capricho de algunos".

Silva aludió al presidente de la Cámara de Diputados, Luis Barrionuevo, al sostener que "este gobierno tiene la legitimidad absoluta que otros no la tienen", y que está "cumpliendo un determinado rol de una manera circunstancial, irracional y que no se condice con la voluntad popular"

En otro fragmento de su alocución, el ministro se ofreció a remitir los informes correspondientes sobre las temáticas de la interpelación frustrada. En virtud de lo que está sucediendo, el ministro aseguró que "en representación del Gobierno, es la última vez que nos disponemos a consentir situaciones que están fuera de la normativa, fundamentalmente de la Constitución de la provincia, que es nuestra norma madre".

"Todas las acusaciones y las falacias que se han manifestado en mi contra en estos ultimos días los voy a canalizar a través de la vía judicial, como corresponde, porque en definitiva uno puede tener alguna flexibilidad en el campo político para soportar algunas situaciones, pero cuando se pasa un cierto límite, se toca la honorabilidad de las personas. Quienes manifiestan y dicen falacias tendrán que probarlo en la Justicia y no en los medios públicos", se defendió Silva.

Comentá la nota