Silly Cura dijo: En febrero analizaremos seriamente qué pasó con las tasas.

Presidenta de su bloque, Silly Cura tiene un concejal menos. Pero asegura que la relación personal con Alvarez "es la misma". Está un poco desconcertada por el escándalo del aumento de tasas y dice que su expectativa con Cristina se vio defraudada.
La concejala Silly Cura (Frente para la Victoria Peronista) admitió que el 2008 fue un año sin demasiadas aristas positivas tanto en lo personal como en lo político. Ahora en la vereda de enfrente del kirchnerismo, se mostró desengañada con Cristina Fernández y no ha decidido todavía si renovará su banca en el Concejo Deliberante o será candidata a senadora por la Séptima Sección Electoral. Aseguró que la relación con Gustavo Alvarez "no se rompió en lo personal" y que con el eseverrismo seguirá compartiendo las coincidencias. En diálogo con FM 98 Pop, dijo que en febrero comenzará a analizar qué pasó con el aumento de tasas y desmintió que con el oficialismo haya un acuerdo para proteger a la Cooperativa de Electricidad.

Candidata a intendente en octubre de 2007, espera que este año que asoma sea mejor. "Fue un año difícil para mí. Tuve varias pérdidas. Entre otras, mi hija que terminaba el Polimodal y se iba a la Universidad. Y tengo que estar toda la semana sola". Todo comenzó con la pérdida de la elección frente a José Eseverri; meses después murió en forma repentina su amiga la contadora Mirtha García, y a fines del año Gustavo Alvarez dejó el bloque de concejales curista. Alvarez había sido una gran apuesta de Silly Cura en las elecciones de octubre.

"Sigo teniendo con él la misma relación de siempre, más allá de que no esté en la banca con nosotros. Siempre supe su ideología y su postura y yo no lo veo como una pérdida porque en lo afectivo y en lo personal sigue estando todo bien". Y agregó que "tengo una charla y un diálogo muy sincero y muy frontal. Por supuesto que en la foto política él no está, pero nada se ha roto en lo personal".

La presidenta de la bancada del FPVP no se mostró dolida porque Alvarez haya regresado al Concejo a través de su lista y, un año después, haya abandonado el bloque dejando al curismo con un concejal menos. "Esa es más la mirada o la foto desde lo político. No es que hubo algo que se quebró entre nosotros. Cuando nos íbamos con Felipe, yo tenía claro que las convicciones de Gustavo eran firmes y que el PI en lo nacional adhería al Frente para la Victoria", entonces "no lo viví en forma traumática".

La idea de llevarlo a Alvarez en el primer lugar de la lista de concejales fue propia y la defendió ante todas las opiniones contrarias. Ella asegura no haber recibido facturas políticas cuando el concejal pegó el portazo. "Hay muchas cosas que se dicen, que se comentan desde todos los grupos, pero a mí personalmente, de frente march, nadie me dijo nada", aseguró.

"La decisión no está tomada", dijo, cuando se le habló de candidaturas. Este año termina su gestión en el Concejo y las opciones son intentar renovar o candidatearse para el Senado bonaerense. Sin ella y sin Alvarez, el bloque quedaría deslucido.

Las tasas

El cambio de sistema en el cobro de Servicios Urbanos y el consecuente aumento en las tasas fue aprobado por las bancadas oficialista y curista y por el flamante bloque de Alvarez. Después de la andanada de reclamos, Silly Cura sostuvo que "nosotros vimos que (el nuevo sistema) era más justo, más equitativo; estaba bien que las casas más sólidas, más suntuosas, pagaran más", pero "ahora veo una cantidad de reclamos que quiero analizar cuando se reanude la actividad en febrero. No quiero hablar por hablar, no quiero desinformar. Quiero analizar profundamente qué está llegando a la casa de la gente. Puede ser que se trate de una casa que figura como baldío y a partir del aumento en los baldíos se confunda, pero hay que verlo". Para eso "pediremos a los diferentes barrios que nos alcancen las boletas para analizarlas con seriedad".

En cuanto a la presentación judicial de la concejala (Unión por la Provincia) Liliana Schwindt dijo que "tendría que consultar (el tema) legalmente".

Durante el gobierno de Helios Eseverri se acusó al curismo de "judicializar la política" por métodos similares. "Para mí hay una diferencia: nosotros presentamos una denuncia penal por Vivienda; por este tipo de cosas nunca", se defendió. Además, "éste es un año de elecciones y hay que ser cuidadoso. La gente está cansada de la denuncia porque sí. Quiere soluciones. Y uno en el camino va aprendiendo y va modificando".

Quedó muy lejano el verano de 2006, cuando Silly Cura copó la peatonal de Helios Eseverri juntando firmas y con remeras por el NO a un aumento de tasas que en ese momento era del 70 %.

"Ese momento, para todos los argentinos era totalmente diferente. Ahora todo se escapó, todos los números se dispararon. Había que buscar un equilibrio". Es decir, era hora de aumentar tarifas (como la del agua) y tributos. "Hay muchos números que vienen congelados desde hace años", argumentó.

Al salir del kirchnerismo, Silly Cura admitió el desengaño con la Presidenta. "Yo tenía una expectativa demasiado grande. Y cuando uno se hace mucha expectativa después se desilusiona. No veo realizarse las propuestas de transparentar las instituciones. Sigue estando Moreno y gente inconveniente; me gustaría verla con más independencia..."

En cuanto al gobierno de José Eseverri, insistió en que "en las cosas que coincidamos vamos a acompañarlo" porque "no hay que mezclar con quién está uno u otro sino que hay que buscar lo mejor para la gente". Admitió que han actuado como una suerte de interbloque en los temas más trascendentes "pero yo tampoco podría decir que Gustavo es eseverrista. Lo que pasa es que muchas cosas de lo que propone José son las que nosotros proponíamos en la campaña". Entonces "no me parece serio oponerme".

Comentá la nota