Sileoni: "180 días es una meta modesta, pero para lograr calidad, primero debe haber clases"

En su breve estadía en Resistencia para inaugurar el plan Escuela de Verano, el ministro de Educación de la Nación dialogó con NORTE y anunció que en la primera semana de febrero se reunirá con pares del país para comprometer esfuerzos y cumplir un piso superior a los 180 días de clases en 2010.

Para hacerlo posible, Alberto Sileoni cree que buena parte de ese objetivo dependerá de la voluntad de los sindicatos docentes. También dijo que para sustituir a la Ley de Financiamiento se analizan varias herramientas y que reestructurar el secundario es clave: "Es un modelo de 100 años, éste es el momento de hacerlo", añadió.

A fin de mes, Alberto Sileoni cumplirá seis meses en el cargo de ministro de Educación de la Nación. Cuando asumió a mediados de 2009 aún se desconocía el balance de un año golpeado por las epidemias y los paros.

Ayer, NORTE le preguntó cuáles son las metas del área para 2010 y enumeró tres aspectos: cumplir el piso de 180 días de clases, avanzar en la reforma del secundario y ampliar la cobertura de escolarización para todas las edades.

"La secundaria es central, y para sentar las bases de una nueva escuela ya contamos con cuatro documentos aprobados" dijo dos semanas antes de convocar a los ministros de Educación de los 24 distritos a una reunión del Consejo Federal.

Para el funcionario nacional, desde 2003 Nación advirtió que el país tenía una gran deuda social en un segmento difícil, con tan sólo algunos avances en educación técnica.

"A partir de ahora, con los cambios que se empezaron a gestar creemos que empezamos a saldar esa deuda", apuntó.

Pero el más importante de los puntos atendidos por Sileoni es asegurar el dictado de clases en los plazos acordados.

"Nuestra mayor preocupación es el cumplimiento de más días de clases, allí concentramos nuestros esfuerzos", señaló antes de recordar que en la última sesión del Consejo Federal -en diciembre- el diálogo se centró en ese punto.

Sin pausa, Sileoni reparó que aunque muchos piensen que es modesto pretender cumplir un piso de 180 días, él considera que para alcanzar la calidad educativa primero se necesitan más días con dictado de clases.

En cuanto a la construcción de consensos para reemplazar a la Ley de Financiamiento Educativo, el ministro aseguró que "hay tiempo hasta diciembre para lograrlo".

Y adelantó que se barajan varias alternativas: "Puede ser otra ley o una asignación específica o por otras varias herramientas, lo seguro es que no hay probabilidades de decrecimiento en la inversión educativa tal como se dio hasta ahora (6 por ciento del PBI)".

Además, analizó que las causas de las fallas en el sistema educativo son múltiples y diversas, colectivas como la pobreza o individuales como los de algunos niños. Y opino que "de ellos nos tenemos que hacer cargo todos, primero las autoridades -sin diluir responsabilidades- también docentes, padres, estudiantes y la comunidad en general".

Comentá la nota