Silencio oficial por las extrañas llamadas

Un vocero del jefe de Gabinete dijo que Aníbal Fernández "no recuerda" el contacto con la PSA
El actual jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, evitó ayer referirse al peculiar llamado que un secretario suyo hizo, en su nombre, a la guardia en Aeroparque de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) la madrugada en que Guido Alejandro Antonini Wilson se marchó de la Argentina, tal como reveló LA NACION en su edición de ayer.

Uno de sus voceros indicó a LA NACION que el entonces ministro del Interior "no [recordaba]" haber hecho ese llamado, pero que "si así figura en el registro de la PSA, así será".

Según reveló LA NACION, el servicio de guardia de la PSA recibió aquella madrugada llamados del "secretario del señor ministro del Interior", así como de la Cancillería argentina y del embajador y de un tercer secretario de la misión diplomática venezolana, que optó por el silencio pese a la consulta de LA NACION durante los últimos días.

Las llamadas se registraron en las horas que siguieron a la filtración en la noche del lunes de los primeros datos del decomiso de los US$ 790.550, ocurrido dos días y medio antes, en la madrugada del sábado.

Antonini se encontraba en el Gran Bar Danzón cuando estalló el escándalo en la prensa, junto con la secretaria de Claudio Uberti, Victoria Bereziuk y varios venezolanos. Entre ellos, Daniel Uzcátegui. El padre del muchacho, Diego, entonces gerente general de la petrolera estatal venezolana Pdvsa y clave en esta historia, había cenado con ellos en Rosa Negra, pero luego se marchó a dormir al hotel Sheraton.

A las 2.30, según el registro de la PSA, llamó alguien que se identificó como "el secretario del señor ministro del Interior"; desde las 3.10, y "en reiteradas oportunidades", un oficial desde el Departamento Central de la Policía Federal, "informando que con él estaba el señor embajador de la República Bolivariana de Venezuela", Arévalo Méndez Romero.

A las 5.20, llamó el "señor Juan Franco, secretario consular de la embajada de Venezuela", es decir, Juan Franco Prat. Y a las 5.30, apenas diez minutos después, "la señorita Josefina Bunge, de Cancillería", que ya había llamado a las 5.05.

El de Bunge fue el último llamado que registró la PSA. Poco después, Antonini se embarcó en el vuelo de Aerolíneas Argentinas.

Comentá la nota