Silencio de las autoridades de salud profundiza el conflicto con los médicos

El problema llega en un momento clave, en un contexto de pandemia de gripe y el crecimiento de consultas en los centros de salud. Los médicos aseguran que necesitan un «interlocutor válido» para poder resolver la situación ya que desde el área de salud no tienen respuestas. «Es la oportunidad que tienen para evitar una medida de fuerza, si no tenemos diálogo va a estar en problemas la atención del hospital», dicen los profesionales.
RIO GRANDE.- La situación de conflicto con los profesionales del Hospital Regional Río Grande llegan en un momento clave donde hacen falta los recursos humanos para atender la situación de pandemia presente en la provincia y el aumento en las consultas. En asamblea los médicos ayer decidieron presentar un documento en la delegación de Gobierno en esta ciudad ante la «imposibilidad de dialogar con autoridades de la cartera de salud». No descartan medidas de fuerza si no reciben respuestas en lo inmediato.

«Los ánimos están alterados, la situación está mal, hay una indignación generalizada en todo el ambiente profesional del Hospital, ahora se decidió entrar en un cuarto intermedio para seguir buscando un diálogo con las autoridades de la provincia», señaló ayer el doctor Oscar Ruiz.

Los médicos reclaman por descuentos salariales que en algunos casos llegan al 30 % a raíz de una medida de fuerza que sostienen hace más de tres meses y que incluye la atención de un paciente por hora. Sin embargo los médicos aseguran que esta medida es una determinación que se tomó «para decirle al gobierno que estamos reclamando, porque en realidad consiste en dar un turno por hora en horario de consultorio, en la práctica se sigue atendiendo a través de sobre turnos y de hecho no se resintió la atención, sino estaríamos ante un verdadero caos social y no es la situación».

Luego de la asamblea desarrollada en la mañana de ayer, los profesionales prepararon un documento que fue presentado en la delegación de gobierno de Río Grande. «Buscamos que llegue directamente a la gobernadora, ante la falta de respuestas que tuvimos con la subsecretaria de Salud Cristina Aguado en donde en una absoluta falta de respeto comentó que se retiraba a plantear la situación a la superioridad y nunca regresó ni la pudimos contactar más», detalló Ruiz.

El panorama es sombrío ante la situación del sistema sanitario y su respuesta a la contención de la Gripe A en la provincia. Y los propios médicos lo reconocen: «En función de lo que se viene, de la crisis que esto va a provocar en la función de salud y la situación en particular de la pandemia y el aumento de las consultas, que muchas veces está justificada y otras no, pero hay un aumento sustancial. Estamos haciendo un enorme esfuerzo para arreglar esta situación», aseguró el médico.

Y añadió que «en general tenemos capacidad de análisis, y la verdad es que no le encontramos la razón. No tenemos interlocutor para el diálogo, en la reunión que tuvimos con la subsecretaria todos nos quedamos con una sensación de vergüenza ajena. Fue bochornoso, se le pidieron explicaciones de por qué se determinó esto y los descuentos inadmisibles que hicieron hasta con ensañamiento».

Ruiz dijo que buscan el camino del diálogo antes de tomar medidas más extremas. «Es la oportunidad que tienen para evitar una medida de fuerza, si no tenemos un interlocutor van a estar en problemas la atención del hospital».

Comentá la nota