Siguen los tironeos en el radicalismo

Siguen los tironeos en el radicalismo
Ricardo Alfonsín dijo que se imagina “ocupando un espacio con Margarita Stolbizer”. Gustavo Posse, intendente de San Isidro, afirmó que hay que juntarse con Macri porque “se vislumbra como principal opositor”.

Lejos de apaciguarse, las aguas del radicalismo parecen agitarse más fuerte con el calor del verano. El ex candidato presidencial, Ricardo Alfonsín, aseguró ayer que busca un acuerdo con Margarita Stolbizer, quien lidera el Frente Amplio Progresista en la provincia de Buenos Aires. “Nosotros estamos teniendo conversaciones con Libres del Sur, con el GEN, con otros partidos. Yo me imagino ocupando un espacio con Margarita Stolbizer”, dijo Alfonsín. Un par de horas más tarde, y por otra radio, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, manifestó su voluntad de hacer un acuerdo con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. Esta mañana, en el hotel del gremio gastronómico que conduce Luis Barrionuevo, Posse se mostrará junto a los intendentes de Vicente López, Jorge Macri, y de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino.

Después de la fallida experiencia de 2011, definir la política de alianzas para 2013 asoma como uno de los temas más conflictivos para la UCR, sobre todo en la populosa provincia de Buenos Aires. Preocupado por la renovación de sus principales figuras, el alfonsinismo viene alentando un acercamiento al GEN de Stolbizer, con la buena relación con el socialista Hermes Binner como principal respaldo. En unos diez días, tanto Binner como Alfonsín tienen prevista una actividad en la costa atlántica organizada por la Federación Universitaria de Buenos Aires. Del acto participarían también Pino Solanas, Stolbizer y Victoria Donda. “Deben reunirse fuerzas afines, porque no se trata sólo de ganar elecciones sino de gobernar”, dijo Alfonsín a Radio Del Plata, y descartó un nuevo acuerdo con el peronista disidente, Francisco de Narváez.

Mientras este sector del radicalismo busca retomar el Acuerdo Cívico y Social que juntó a la UCR, el socialismo, el GEN y la Coalición Cívica, el intendente de San Isidro profundiza sus vínculos con el PRO y algunos sectores del PJ disidente. “La gente dijo ‘júntense’. Y Macri es la persona que se vislumbra como principal opositor. Queremos acordar con él”, señaló Posse en declaraciones a Radio Continental. En sintonía con esa idea, hoy Posse participará junto a Cariglino y Jorge Macri de la actividad organizada por PROA, el grupo de macristas radicales liderado por Andrés Delich que recolecta dirigentes descontentos con la conducción del partido centenario. En esa estrategia se enmarca el pase de la semana pasada de la ex diputada Silvana Giúdici como nueva subsecretaria del gobierno porteño. En el resto del país, el PRO busca acuerdos con intendentes radicales para sumarlos al proyecto Macri 2015. Pero con la de-serción de Gabriela Michetti, el PRO se quedó sin un candidato potente en el mayor distrito del país.

En el radicalismo, la política de alianzas la define formalmente la Convención provincial del partido. El año pasado, la Convención nacional se pronunció a favor de dar libertad de acción a cada distrito, dado que se trata de elecciones legislativas de medio término. En ese contexto deberá producirse la disputa entre el alfonsinismo, partidario de ir con el FAP, y el possismo, por un acuerdo amplio que incluya a todos las fuerzas antikirchneristas. Ambos espacios, sin embargo, fueron aliados en las elecciones internas del año pasado, en la que enfrentaron al sector de Leopoldo Moreau y los intendentes Mario Meoni y Héctor “Cachi” Gutiérrez. Desde el alfonsinismo aseguran que su ex aliado acatará la decisión que surja de los órganos partidarios, donde dicen tener mayoría.

El titular del Comité Nacional, Mario Barletta, evitó hasta el momento dar una definición, aunque se mostró más próximo a replicar el acuerdo llevado adelante en la provincia de Santa Fe.

Coment� la nota