Siguen tensas las negociaciones entre GM y Smata por los trabajadores contratados

Durante casi cuatro horas los representantes de Smata y de la empresa General Motors se reunieron esta tarde en la sede de la secretaría de Trabajo de San Lorenzo y Ovidio Lagos para intentar avanzar y destrabar la situación de los 436 trabajadores en conflicto.
Si bien desde el gremio aclararon que las conversaciones son cordiales y que se evalúan las propuestas, GM se muestra poco flexible respecto de los 200 trabajadores contratados.

A la salida del encuentro, el secretario general de Smata Rosario, Marcelo Barros, explicó que pasaron a un nuevo cuarto intermedio hasta mañana mientras General Motors evalúa las propuestas presentadas por el gremio: "El diálogo es mejor, no hay agresiones, estamos tratando de llegar a un acuerdo, nosotros pedimos la estabilidad de los trabajadores hasta el 31 de diciembre de 2009 y en ese marco negociar", dijo.

Según confirmó el sindicalista el punto más conflictivo es la situación de los 200 empleados contratados a los que la empresa pretende no seguir contando para la producción y que se encontraban entre los 436 que recibieron el telegrama de despido el pasado 24 de octubre, luego dejado sin efecto en el marco de la conciliación obligatoria.

"Nosotros tenemos alternativas para presentarle a la empresa todas las veces que sea necesario, posiblemente mañana tengamos una respuesta", dijo Barros respecto de la situación de los empleados cesanteados.

"Se puede hablar de suspensiones, plantear que vayan al banco de horas o que se reacomoden compañeros en distintos sectores. Nosotros pedimos que ingresen todos los trabajadores y después seguiremos avanzando en la negociación para llegar a un fin bueno", señaló

Comentá la nota