Siguen los reclamos por el nuevo plan para la extensión de red de gas

El descontento es a raíz del cambio de sistema, por el cual se excluyó la conexión domiciliaria.
Vecinos del sudeste capitalino cortaron la avenida Tavella, a la altura de la intersección con la ruta 26, en reclamo por la modificación del plan provincial mediante el cual se están extendiendo redes de gas natural en barrios de la capital y del interior provincial.

Para ampliar la cobertura de la red de gas, en setiembre pasado el gobierno provincial modificó el sistema, pasando por alto montos y formas de pago pactadas a través de contratos que incluían conexiones internas.

Desde entonces creció el descontento en los barrios donde el proyecto estaba avanzado, dado que a partir de ahora la obra hacia el interior de las casas debe acordarse de manera individual con la empresa prestataria del servicio en Salta.

A raíz del cambio, esa financiación no contará con el subsidio estatal que permitía sostener un interés anual del 8%, quedando sujeta al libre mercado.

"Queremos que los vecinos más humildes de la capital y el interior tengan la posibilidad de contar con gas natural en sus casas. No nos sirve de nada tener el servicio en la vereda si no tenemos el dinero suficiente para conectarlo dentro de las viviendas. En nuestro barrio acordamos una forma de pago que ahora es ignorada", dijeron los manifestantes.

El dirigente barrial Paolo Álvarez expresó que "si seguimos sin ser escuchados por los funcionarios, cortaremos la avenida todos los jueves" y agregó que "el gobernador no debe estar al tanto del problema en profundidad".

Los vecinos que se manifestaron el jueves eran de los barrios San Benito, San Francisco Solano, Norte Grande, Juan Calchaqui, Santa Clara de Asis, Apolinario Saravia y Manantial Sur.

Reunión de vecinos y funcionarios

Funcionarios del Gobierno se reunieron días pasados con vecinos de la zona sudeste que plantean una férrea oposición al nuevo sistema de ampliación de redes de gas natural. Intentaron por todos los medios de convencer que con el nuevo plan, más familias se verán beneficiadas con la red.

"Nos parece buenísimo que lleven el gas a más barrios, pero de nada nos sirven las redes si nuestros ingresos no nos permiten instalar el gas dentro de los domicilios", respondieron los pobladores.

Cabe recordar que el Plan de Gas se modificó a partir de la firma de un convenio entre el gobierno provincial, el banco Macro y Gasnor, realizada en setiembre de este año.

El reclamo y la respuesta

Según los vecinos, la nueva modalidad propuesta "no contempla la financiación de la conexión domiciliaria a tasas simbólicas", tal como lo plantearon los funcionarios que se reunieron con los habitantes de los barrios del sudeste, "sino que deja en manos de la empresa prestataria de gas, la financiación de la obra dentro de cada casa".

Los funcionarios insisten en "la necesidad de ampliar las redes de gas natural a mayor cantidad de barrios" agregando que "el incremento se hace con el mismo dinero previsto en el esquema anterior".

Al ejemplificar el objetivo del Gobierno, los funcionarios explicaron: "Si tengo diez hijos y mi dinero alcanza para comprar pan y mermelada para cinco de ellos, entonces obviaré la mermelada y comeremos todos pan".

Comentá la nota