Siguen las quejas por el transporte.

María Torrontegui afirma que se continúa viajando como "en una lata de sardinas", entre otras críticas. "Cuando aumentaron el boleto de 1,30 a 1,60 nos prometieron mejoras, lamentablemente para mi, y para todos los que tenemos que usar el transporte publico, no vi mejora alguna", afirma.
Los que manejan las empresas de transporte público no tienen cara. Quieren aumentar el pasaje mínimo, y argumentan que "viaja menos gente"... ¿A dónde viaja menos gente? Yo todos los días voy y vuelvo de mi trabajo en las lineas 50/51 y seguimos viajando como en una lata de sardinas. Es más, vuelvo cuando el chofer para, porque a veces ya a la altura en la cual me subo (km 4800) va tan repleto que no hay otra opción.

Y no hablemos de los domingos, que pasan cada media hora, si salgo después de las 17 de mi trabajo, estoy mínimo una hora más esperando a que algun chofer pare, porque no sé si estos señores tienen idea que el fin de semana viaja la misma cantidad, o más gente aún, que los días de semana.

Cuando aumentaron el boleto de 1,30 a 1,60 nos prometieron mejoras, lamentablemente para mí, y para todos los que tenemos que usar el transporte público, no vi mejora alguna. Siguen pasando cuando quieren, no ponen refuerzos en las horas pico, dejan gente en las paradas sin levantar, sin importar que sean ancianos, mujeres con niños, o embarazadas.

Yo invito a quienes manejan estas empresas, a que utilicen el precario servicio que nos brindan, y que piensen dos veces si realmente están en condiciones de imponer un nuevo aumento.

Comentá la nota