Siguen los pasos de Lole

Carlos Reutemann tiene más imitadores. El éxodo que inició en el Frente para la Victoria en el Senado de la Nación y siguió después en la Cámara de Diputados de la Nación y en la Legislatura de la provincia, llegó ayer al Concejo Municipal de Santa Fe. Tres concejales alineados con Jorge Obeid: su hija, Alejandra Obeid; su mejor amigo, Rubén Mehauod y una de sus ex funcionarias, María Lastra, abandonaron el redil de los K y formaron el bloque Santa Fe Federal. El Frente para la Victoria ya era minoría en el Concejo Municipal santafesino: tenía cinco concejales, así que ahora quedan dos.

"La decisión fue adoptada con el mismo espíritu manifestado por los dirigentes del sector a nivel nacional representados por el ingeniero Obeid", dijeron los separatistas. "Este nuevo sector continuará fiel a las bases justicialistas, y trabajará, como hasta ahora, velando por los intereses de los vecinos de la ciudad de Santa Fe junto con los demás concejales del peronismo".

El Frente para la Victoria era minoría en el Concejo Municipal santafesino: tenía cinco concejales, así que ahora quedan dos: el ex secretario general de los choferes de colectivos (UTA), Jorge Kiener -alineado con el líder de la CGT, Hugo Moyano- y el kirchnerista Luciano Leiva, más cercano a los hermanos Agustín y Alejandro Rossi.

La fractura sorprendió a Leiva. Unas horas antes, le habían preguntado si "¿podría haber un bloque Santa Fe Federal en el Concejo?". "La verdad que no lo sé", contestó Leiva.

-¿Usted no formaría parte?

-No, yo voy a seguir formando parte del Frente para la Victoria.

El encolumnamiento detrás del Lole, se inició en la Cámara de Diputados de la Nación, con Jorge Obeid, Walter Agosto y Ariel Dalla Fontana. Luego fue el turno de los diputados provinciales Silvia De C%u0398saris, Jorge Lagna, Alberto Monti, Victoria Ramírez, Federico Reutemann, Darío Scataglini y Adrián Simil.

Comentá la nota