Siguen los operativos para vacunar contra fiebre amarilla

Desde que comenzó el año ya se vacunaron 1.335 personas. El trabajo se amplió en los últimos dos días con el viaje de un contingente sanluiseño que viajó a Tartagal.
Más de 90 personas concurren diariamente a la Delegación Sanitaria Federal para tramitar la colocación de la vacuna contra la fiebre amarilla. Los operativos se ampliaron hace dos días cuando un contingente de sanluiseños emprendió viaje hacia Salta para sumar su ayuda luego del temporal que castigó nuevamente a Tartagal.

Todos los días, desde las 11 de la mañana, los enfermeros del Centro de Salud “Malvinas Argentinas”, ubicado en el predio de la ex sanitaria en Junín y Falucho, comienzan con la vacunación y casi siempre la tarea se extiende hasta las 14. En lo que va del año, la Delegación ya autorizó la colocación de 1.335, de las cuales 213 se colocaron en lo que va de febrero. Sin embargo los datos aseguran que en los últimos dos días se vacunaron 135 personas, y muchas de ellas son las que viajaron a Tartagal para asistir a los salteños luego del temporal que arrasó con esa ciudad. Para cumplir con la demanda que se presenta a diario, enfermeros del Complejo Sanitario San Luis llegan hasta la salita para reforzar el trabajo.

La titular del organismo nacional, Martha Escribano confirmó que en los últimos 3 años ha crecido la demanda de pacientes que tienen como destino provincias del norte del país o que van a Brasil para pasar sus vacaciones. “También hay empresas que tienen trabajando a gente de Formosa, Paraguay, entre otros lugares, que está radicada en San Luis pero que viaja permanentemente a su lugar de origen”, destacó Escribano. Y adelantó que para la semana próxima ya tienen confirmado un operativo para vacunar a 580 personas de la Universidad de La Punta.

La directiva también aseguró que antes de colocarse la vacuna los interesados tienen que seguir una serie de recomendaciones. Se aconseja que la dosis se coloque como mínimo 10 días antes del viaje a las zonas consideradas endémicas de fiebre amarilla, para que tenga el real efecto. Las personas mayores de 60 años deben concurrir con la prescripción médica para poder ser vacunados, y no pueden recibirla mujeres embarazadas, menores de 9 meses, personas con bajas defensas y pacientes que estén realizando algún tratamiento oncológico.

Comentá la nota