Siguen las negociaciones para lograr una paz duradera en Gaza

srael realizó este lunes un bombardeo aéreo sobre Gaza en el que murió un palestino tras advertir que respondería duramente a los disparos de cohetes desde ese territorio, donde el movimiento islamista Hamas se declaró favorable a una tregua condicional de un año.

Al menos un palestino murió y otros cuatro resultaron heridos en el ataque aéreo israelí en el sureña localidad de Rafah, cuyo objetivo era un vehículo en el que viajaban miembros de los Comités de Resistencia Popular, un grupo armado palestino, indicaron fuentes médicas y testigos.

El primer ministro, Ehud Olmert, había advertido que Israel reaccionaría de "forma desproporcionada" si continuaban los disparos de cohetes palestinos contra el sur del país.

El pasado 18 de enero Israel puso fin a 22 días de ofensiva militar en la franja de Gaza en la que murieron más de 1.330 palestinos y causó enormes destrozos en este territorio pobre y superpoblado.

Más de 15 cohetes fueron disparados desde Gaza tras el fin de la Operación Plomo Endurecido, hiriendo a un civil y a dos soldados, según Israel.

Este nuevo brote de violencia se produce cuando falta una semana para las elecciones legislativas del 10 de febrero en Israel, unos comicios que según los sondeos llevarán al poder a la derecha.

Mientras tanto, el Hamas indicó que es favorable a una tregua "de un año" con determinadas condiciones.

"Estamos de acuerdo con el principio de una tregua de un año. Los (mediadores) egipcios proponen año y medio y nosotros no hemos cerrado completamente la puerta a esa idea", declaró el portavoz de Hamas, Fawzi Barhum.

Pero "que se trate de un año o de año y medio, debe estar condicionado a la apertura de todos los pasos fronterizos, incluido el de Rafah, y al levantamiento del bloqueo", añadió.

En virtud de un acuerdo que data de 2005, la apertura del paso de Rafah en la frontera entre Egipto y la franja de Gaza requiere la presencia en la zona de representantes de la Autoridad Palestina del presidente Mahmud Abas, al que Hamas expulsó de Gaza en junio de 2007.

Israel y Hamas negocian por medio de Egipto una tregua de larga duración que consolide el alto el fuego por separado que puso fin a la ofensiva israelí.

Una delegación de Hamas viajó el lunes a El Cairo para dar la respuesta del movimiento a las propuestas egipcias, según Barhum.

Hamas quiere "una reestructuración inmediata de la histórica Organización para la Liberación de Palestina (OLP)", declaró uno de los dirigentes de ese movimiento islamista.

Mahmud Abas, en el poder en Cisjordania, consideró este lunes "completamente inaceptable" los planes del movimiento, durante una visita en París tras pasar por Egipto.

"El llamamiento hecho por Hamas para reemplazar el Fatah, la OLP es completamente inaceptable", afirmó.

En París también estuvo este lunes el mediador estadounidense para Oriente Medio George Mitchell, que coincidió con el canciller francés Bernard Kouchner en la necesidad de dar prioridad al mantenimiento de la tregua en Gaza, según la cancillería francesa.

Comentá la nota