Siguen detenidos los padres del bebé arrojado a camino vecinal.

Forense: el médico forense le habría informado al juez que las pericias realizadas en la autopsia determinaron que el bebé nació “con vida” y falleció porque careció de una reanimación necesaria. De confirmarse esto, la situación de los padres se comprometería. El magistrado resolverá si procesa a la pareja en las próximas horas.
General Pico (Agencia) - Los padres de un bebé que días atrás fue hallado sin vida en un camino vecinal de Ingeniero Luiggi continuaban ayer detenidos en esta ciudad, a disposición del Jugado Penal Nº 2 que lleva adelante una profunda investigación por un presunto “homicidio”.

Según pudo conocer El Diario, el padre del bebé permanece detenido en la Seccional Tercera, mientras que la mujer lo hacía ayer tarde en el Hospital Gobernador Centeno, culminando su recuperación física, tras dar a luz el pasado lunes 29 de diciembre de 2008. Pero según trascendió, una vez que tenga el alta médica será conducida a un calabozo de la misma unidad policial.

La pareja, que cuenta con patrocinio legal del abogado Pedro Febre, y días atrás se negó a brindar indagatoria ante las autoridades del Juzgado Nº 2, se encuentra en una situación “sumamente comprometida” a partir del resultado de una autopsia que se le practicó al niño fallecido.

Precisamente, en las últimas horas trascendió que el médico forense Raúl Gallego le informó al juez Florentino Rubio que el bebé nació “con vida” y unos 4 kilogramos de peso, en el interior de un domicilio donde se realizó un “parto casero”. Y que culminó falleciendo porque careció de una reanimación necesaria para cualquier criatura en esas condiciones.

Por lo tanto, para las próximas horas se aguardan importantes novedades en la causa, principalmente si el juez Rubio “procesará” a los detenidos, o alguno de ellos, y en el marco de qué carátula. A partir de allí se sucederán distintos acontecimientos.

Particular caso

Cabe recordar que el particular caso se originó el lunes cuando la mujer, de unos 30 años de edad, dio a luz en su domicilio un niño de 4 kilogramos de peso, en el marco de un parto que asistió su esposo, un hombre de 32 años, que sería de apellido Danielle.

Por causas que ahora investiga la Justicia piquense, el cuerpo del niño, que supuestamente no mostró signos vitales, fue colocado en un balde de plástico y luego arrojado a un camino vecinal de la norteña localidad de Ingeniero Luiggi.

En tanto, la mujer sufrió una importante hemorragia por lo que fue conducida al hospital de Luiggi y posteriormente al nosocomio de esta ciudad, donde quedó internada y mostró buena recuperación. Por ello ayer se evaluaba cuándo darle el alta médica.

El cuerpo sin vida del bebé fue hallado por personal policial de Ingeniero Luiggi y posteriormente sometido a una autopsia que practicó en el Hospital Centeno el médico Raúl Gallego, quien recientemente elevó un informe forense que complica, y en gran medida, la situación judicial de los detenidos, o al menos a uno de ellos.

Comentá la nota