Siguen denunciando hostigamientos contra menor

Marcela Escudero, la madre del adolescente de 14 años que el 21 de febrero fue sometido a un simulacro de fusilamiento por policías, denunció que los hostigamientos contra su hijo continúan. Por aquel caso hay dos agentes detenidos y el padre de uno de ellos: son Eduardo Carro, su hijo Miguel Angel y Alejandro Bernardo, el yerno. Ayer, en su casa, le contó a LA ARENA que el viernes a la tarde otra vez hubo problemas con agentes de la Seccional Segunda.
"Yo ya tengo miedo, es todo el tiempo con los de la Segunda", afirmó la mujer. Según su relato, alrededor de las 16.30 del viernes salió de su casa en el barrio Santa María de las Pampas y quedó su marido durmiendo la siesta con el bebé. Su otro hijo estaba en el parque con los amigos. "A los quince minutos sale mi marido porque escuchaba gritos. La policía los amenazaba y mi hijo con los amigos se sentó en la vereda de casa. Y ahí empieza a escuchar que la policía le gritaba "pendejo cagón, te defendés con tu mamá, te vamos a pasar la limpia"".

En ese momento, uno de los chicos le habría arrojado una piedra a la camioneta policial. Los agentes habrían respondido de la misma manera y allí comenzó una lluvia de "cascotazos" contra la casa de la familia. "El nene no puede estar en la calle, porque si pasa de esta cuadra lo levantan y lo llevan: ó porque no tiene documentos, ó porque está en la esquina, por sospechoso, por lo que a ellos se les ocurra... Lo tienen dos o tres horas en la Séptima y después lo tenemos que ir a buscar".

-¿Estas situaciones empezaron después de la denuncia de su hijo contra los Carro y Bernardo?

-Después de todo lo que pasó, empezó todo esto. Después que el nene hizo la denuncia.

-¿Ha hablado con alguna autoridad policial?

-Ayer hablé con (Fabio) Girabel, en la Unidad Regional. Me dijo que hable con la Seccional Segunda. Y ahí me dijeron "hacé lo que vos quieras, nosotros no podemos hacer nada".

-¿Y la jueza Armagno (quien lleva la causa por la denuncia inicial) qué dice?

-Hablé con su secretaria. Ella nos había hablando de una protección policial, pero qué protección policial si es la policía la que lo molesta. Pero son los de la Segunda, solamente ellos. Estoy cansada. Yo me quedo afuera para espiar si es cierto, y es la policía la que le grita cosas. Le buscan la boca constantemente. Hace tres días le robaron la moto al vecino de la esquina, a las tres de la mañana. Para la Segunda es él, pero a esa hora mi hijo está durmiendo. "Arreglátela como puedas, porque tu hijo hace desastres", me dijeron. Mi vecino en la denuncia no lo nombra en ningún momento a mi hijo.

-¿Qué piensan hacer?

-Anoche (por el viernes) hablé con la Secretaría de Derechos Humanos. Ellos están buscando algún recurso de amparo o algo, porque si al nene le pasa algo los responsables son la gente de la Segunda. Cosa que pasa en el barrio, el culpable es mi hijo.

-Dijo que lo llevan a la Séptima y allí también había tenido problemas. ¿Se han repetido?

-En la Séptima no lo molestaron nunca más desde que hice la denuncia en el diario (NdeR: el lunes 9 de marzo). También hice una denuncia en Fiscalía, y ya por lo menos en la Séptima no pasó más nada. Cuando lo llevan, solamente llaman y me dicen que lo vaya a retirar.

Comentá la nota