Siguen los cruces por el traslado de los puesteros al predio de calle Perú

Los vendedores ambulantes salieron al cruce de las críticas vertidas por Rosario Romero. Entre otras cosas la secretaria de Gobierno argumentó que ejercen su trabajo de manera "informal".
Tras conocerse el pedido de los vendedores ambulantes de entablar una audiencia con autoridades de la la Municipalidad de Paraná para exigir que se aceleren los tiempos de la construcción del nuevo predio en calle Perú, donde serían reubicados los trabajadores del sector, la secretaria de Gobierno, Rosario Romero no dudó en salir al cruce con declaraciones de alto voltaje.

En su alocución la funcionaria utilizó duros términos, que no fueron para nada conciliadores. "No tienen razones para exigir del modo que están exigiendo", dijo sobre la forma en que los puesteros se expresaron.

En tanto confirmó que se concretaron varias reuniones entre ambas partes. "Hay que partir de la base de que los vendedores ambulantes fueron recibidos en numerosas oportunidades y se buscó una solución pensando en que mediante la actividad que ellos desarrollan llevan el pan a sus familias", sostuvo en declaraciones a APF.

"La conveniencia es la conveniencia de todos. Lo que busca el Estado Municipal es el bienestar general y no de un grupo, que por más respetables que sean como personas, están fuera de las normas de la actividad comercial y no tienen permiso para usar el espacio público", disparó Romero.

La respuesta de los ambulantes

Los trabajadores del sector no están dispuestos no están dispuestos a dar tregua. La secretaria general del sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (Sivara), Nancy Godoy, no ocultó su malestar por los dichos de Rosario Romero.

En torno a la serie de críticas que realizó la funcionaria respondió: "Nosotros queremos blanquear el trabajo de los vendedores ambulantes", dijo a UNO .

En relación a la solicitud para acelerar el traslado hacia el nuevo predio de calle Perú, la dirigente indicó que "estamos apurados porque queremos contar con un espacio digno. En ningún momento nos negamos a pagar impuestos. Lo que sucede es que desde el Municipio no quieren reconocer el sindicato. Cuando nos reconozcan los muchachos van a pagar su monotributo y van a tener su obra social", agregó.

Del mismo enfatizó "el incumplimiento no es nuestro, es de Municipalidad, ellos atacan al pobre, para ellos el pobre no existe. Están por inaugurar un shopping y a media cuadra tienen un gallinero. Que se preocupen por lo que están perdiendo de recaudar con otros negocios", admitió.

Por último brindó detalles de un acta acuerdo firmada hace dos años. "Tenemos un compromiso firmado con la Municipalidad de Paraná el 27 de noviembre de 2008 donde se establecen normas de convivencia para el funcionamiento de los puestos", a lo que agregó: "El predio tenía que estar construido hace dos años".

Comentá la nota