Siguen los cruces tras los cambios en Asuntos Agrarios

La oposición y entidades del campo redoblaron las críticas por el desplazamiento de Monzó
Lejos de acallarse, las críticas a la decisión del gobernador Daniel Scioli de desplazar al ex ministro de Asuntos Agrarios bonaerense Emilio Monzó y designar en su lugar al intendente de Chivilcoy, Ariel Franetovich, volvieron a escucharse ayer con fuerza. Desde la oposición y las entidades del campo renovaron sus manifestaciones de malestar ante una movida que, aseguran, tiene un claro trasfondo político.

Ayer, luego de que desde el gobierno provincial y de que el propio ex presidente Néstor Kirchner negaran que la decisión haya tenido motivaciones políticas por la abiertas diferencias de Monzó con la política agraria del gobierno nacional, los senadores del bloque ARI-CC emitieron un duro comunicado en el que calificaron la decisión de Scioli como un "error garrafal".

Pero las críticas no vinieron sólo del arco político. Dos dirigentes que integran la plana mayor de la Mesa de Enlace Agropecuaria, Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria, y Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas, también hicieron oír su voz.

Buzzi, que viene manteniendo un duro ataque verbal contra Scioli, criticó ayer nuevamente la renuncia "obligada" -tal como la calificó- de Monzó. "No podemos menos que repudiar ese hecho. Esta es la peor de las prácticas para gobernar que ha conocido el país", dijo.

En tanto, el titular de la CRA apuntó sus críticas, sobre todo, a la designación de Franetovich, quien en su primer aparición pública como ministro designado envió un duro mensaje a las entidades del campo al pedirles que dediquen más energía en "dialogar" antes que en realizar protestas.

Llambías parafraseó a los dichos de Néstor Kirchner sobre Monzó y dijo que ni siquiera conoce a Franetovich. "No he tenido diálogo con él. Sí lo conozco a (Florencio) Randazzo que es de la misma ciudad y que de campo sabe poco", chicaneó el dirigente, en alusión al vínculo político que mantiene el intendente de Chivilcoy con el ministro del Interior.

UN ERROR

En tanto, los senadores del bloque del ARI-CC mostraron su preocupación por la designación de Franetovich al frente de Asuntos Agrarios. "Además de parecernos un error garrafal que se le pida la renuncia a un ministro porque a Néstor Kirchner le molesta que el funcionario en cuestión intente recomponer la relación con los representantes del agro, creemos que es inadmisible que un ex presidente disponga quién tiene que ser su reemplazante en la Provincia", planteó el titular de esa bancada, Javier Mor Roig.

"A ese atropello e intromisión en asuntos que son estrictamente bonaerenses, se suma un hecho gravísimo: lejos de elegir a un dirigente con experiencia e ideas claras para solucionar la complejísima situación que están atravesando los productores del interior, Scioli permite que le coloquen en el Gabinete a un intendente que no sabe qué piensa hacer con el sector más castigado de esta provincia", añadió.

Por su parte, el productor agropecuario y senador (ARI-CC), Gerardo Reverberi, pidió "saber de qué modo piensa el gobierno provincial contribuir a mejorar el caos que hoy atraviesa el campo. Queremos escuchar ideas constructivas del nuevo titular del área. Ya no hay margen para la confrontación".

UN K PURO

El Consejo Federado Bonaerense (CFB) criticó ayer la designación de Ariel Franetovich al frente del ministerio de Asuntos Agrarios por considerar que el por ahora intendente de Chivilcoy es un "referente del kirchnerismo más puro", a diferencia de Monzó que "era uno de los pocos funcionarios que escuchaba el reclamo de los productores".

Comentá la nota