Siguen los cruces por el espía

Aníbal Fernández dijo que "Macri se hace el tonto" y sus ministros "no dan explicaciones". Rodríguez Larreta confirmó que estudian una denuncia penal contra el kirchnerismo por un supuesto "boicot" a la policía porteña. Reapareció Michetti.
"Macri se hace el tonto como perro que volteó la olla y mira para otro lado, no habla del tema, y ninguno de sus ministros da explicaciones", disparó ayer el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sobre la causa contra el ex policía Ciro James, procesado por realizar escuchas ilegales mientras era un aspirante privilegiado a ingresar en la Policía Metropolitana. "Nuestra posición es que se investigue todo lo que quiera. No tenemos absolutamente nada que ocultar. La Justicia ya lo está investigando y mucho", trató de defenderse el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien confirmó que estudian una denuncia penal contra el kirchnerismo por un supuesto "boicot" a la policía porteña.

Después de un largo silencio, ayer reapareció la ex vicejefa de Gobierno y diputada electa Gabriela Michetti, quien admitió que James y el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge "Fino" Palacios "se conocían de antes" de que ingresara a la fuerza de seguridad porteña. Según la investigación en curso, hubo alrededor de cien comunicaciones telefónicas entre James y Palacios.

El jefe de la Policía Federal, Néstor Vallecca, también se sumó ayer a la polémica. Con ironía, dijo que están esperando el lanzamiento de la Metropolitana para "que venga a colaborar por la Policía Federal Argentina" en temas menores como contravenciones. Además, advirtió que el ministro de Justicia porteño, Guillermo Montenegro, "no puede" pedirle información ni listas de agentes de su institución sino a través del Ministerio de Justicia, ya que hay una investigación judicial en curso.

El jefe de la PFA aceptó que Ciro James había trabajado para la fuerza en Misiones. "Para la Policía Federal cumplió una sola función en la zona de Misiones, derivada por un juzgado de la Capital Federal, acompañando una comisión policial", explicó. Al momento de dejar el cargo, James "estaba en actividad en la División Robos y Hurtos" de la Federal, donde era "auxiliar de cuarta en Inteligencia Criminal", completó Vallecca.

Ayer, Aníbal Fernández salió duramente al cruce de Macri al señalar que encabeza "una sarta de mentirosos" y asegurar que el caso de James "es la punta de un iceberg" que oculta "muchísimas cosas que van a tener que explicarse". "Tendría que dejar esa conducta adolescente y hacerse cargo de las funciones que le fueron conferidas. Es habitual sostener que lo malo, lo sucio y lo feo que sucede en la administración de la Ciudad Autónoma no es su responsabilidad", completó.

"No estamos mintiendo; nosotros decimos la verdad: Ciro James ingresó hace un año y medio al Ministerio de Educación porteño ocultando ser policía", retrucó Montenegro, deslindando responsabilidades y abonando la teoría de que James fue un agente infiltrado en la nueva fuerza. Ante el procesamiento dictado por el juez Norberto Oyarbide por las escuchas telefónicas ilegales, Montenegro reafirmó que "no hay ninguna idea dentro del gobierno de la ciudad ni de hacer investigaciones políticas, ni de generar escuchas telefónicas" ya que "está prohibido en la ley de inteligencia; no hay ninguna posibilidad". Para el ministro, hay "intencionalidad política" para desprestigiar a la nueva policía.

Rodríguez Larreta precisó que el macrismo prepara a través del procurador de la Ciudad, Pablo Tonelli, una denuncia penal que será presentada en las próximas horas para que se investigue si James fue un infiltrado del gobierno nacional en la administración porteña. "Es una denuncia para que se investiguen a fondo todas las dudas que puede haber", dijo el jefe de Gabinete.

En su reaparición pública, Michetti defendió a Macri y reconoció que el Fino Palacios y James se conocían. Pero, según declaró la diputada electa, "Palacios no sabía que trabajaba para el ministerio de educación. Son dos cosas separadas".

Comentá la nota