Siguen los cruces entre oficialismo y oposición por eventual convocatoria a una sesión especial del Congreso

Siguen los cruces entre oficialismo y oposición por eventual convocatoria a una sesión especial del Congreso
El oficialismo aseguró que la convocatoria de una eventual sesión especial "es una facultad del ejecutivo", pero la oposición ya comenzó a organizarse realizarla, aunque con divergencias internas, ya que la Coalición Cívica pidió que se haga "sin apuro".
El jefe de la bancada kirchnerista en Diputados, Agustín Rossi, aseguró que la convocatoria a una eventual sesión especial "es una facultad del Poder Ejecutivo" y advirtió que sería una "tropelía legislativa" que los legisladores se autoconvoquen durante el receso.

Luego de que el vicepresidente Julio Cobos anunciara su intención de convocar a labor parlamentaria para evaluar un llamado a sesión especial, Rossi indicó en radiales que "no tiene facultades para una convocatoria" y que de hacerlo, "sería claramente anticonstitucional".

Según el diputado oficialista, "el único que puede interrumpir este receso parlamentario es el Poder Ejecutivo en sesiones extraordinarias".

"Cualquier intento del Congreso de autoconvocarse es un atropello", sentenció el titular del bloque del Frente para la Victoria, quien además subrayó que "el Poder Ejecutivo determina también los temas y las leyes a tratar en sesiones extraordinarias".

En esta línea, Rossi remarcó que "si la presidenta (Cristina Kirchner) convoca a extraordinarias se tratará en febrero, y si no en marzo".

Sin embargo, pocos minutos antes de que el kirchnerista alzara su voz contra la eventual convocatoria, De Narváez adelantó que este lunes "a las 18:00 los presidentes de bloque se van a reunir para analizar si se llama a una sesión especial", y estimó que la fecha elegida podría ser el 20 de enero.

Rápidamente, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, se despegó de los dichos de De Narváez, y sostuvo que se debe "encontrar un mecanismo consensuado con el oficialismo para que las Cámaras (parlamentarias) se expresen lo antes posible, pero sin apuro, para generar un conflicto generalizado de poderes".

"No se debe resolver mal la semana que viene, sino resolverlo con más calma y de forma racional en un mes o un mes y medio", sostuvo Carrió, quien negó que mañana pudiera decidirse la convocatoria de una sesión especial.

La flamante diputada nacional de la Coalición Cívica sostuvo que "tiene que haber mayor racionalidad de la oposición" porque "si la oposición pulsea sin una estrategia constitucional es funcional al kirchnerismo".

Por su parte, el senador radical Luis Naidenoff también contradijo a Rossi, y sostuvo que "no hay margen para que el receso parlamentario impida una sesión para tratar los DNU" que establecieron la remoción de Redrado y el uso de reservas para pagar deuda.

Los cruces entre el oficialismo y la oposición se dan en el marco del escándalo generado por la intención del Gobierno de desplazar a Redrado del Central, luego de que desoyera un Decreto de Necesidad y Urgencia y retrasara el uso de 6 mil millones de dólares de las reservas.

Comentá la nota