Siguen los cruces entre el Gobierno y la Ciudad por la Villa 31

El ministro Aníbal Fernández y el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, intercambiaron fuertes acusaciones en Radio 10 por el corte de la Autopista Illia. Vecinos definen hoy si retoman las protestas
Aníbal Fernández y Horacio Rodríguez Larreta

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, acusó al funcionario porteño de "mentir" y le reclamó que la Ciudad "se ponga a trabajar" para resolver la problemática de las viviendas construidas en altura en el asentamiento del barrio porteño de Retiro.

Por su parte, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le envió un mensaje al ministro Aníbal Fernández a través de Radio 10. "Es una decisión mínima la que tienen que tomar. Si no, pásennos la Fuerza", le dijo.

Larreta declaró en diálogo con el periodistas Marcelo Longobardi que "la única reflexión posible es que Aníbal Fernández mande a la Policía (Federal) para evitar el corte" que había sido anunciado para hoy.

"Ayer estaba anunciado desde temprano. Al principio eran 15 ó 20 personas, por lo cual no se necesita ninguna represión violenta para correrlas de la autopista. Es una decisión mínima la que tienen que tomar", dijo Larreta y agregó: "Ahora, si no pueden hacerlo, que nos pasen la Policía a nosotros".

En ese sentido aseguró que "no hay ningún argumento válido, ninguna explicación" para que la Nación sostenga por qué no mandó a la Policía ayer para despejar el piquete realizado sobre la autopista, que provocó caos en el tránsito por 9 horas.

"Si hay un corte y lo estamos anunciando por Radio 10, Aníbal Fernández puede escuchar. Entonces, que mande a la Policía y evite que corten la autopista. Si hay amenaza (de corte), pongan la Policía y no lo permitan", pidió.

Larreta también acusó a la Nación de pagarle 50 pesos a cada uno de los manifestantes para que hoy vuelvan a perjudicar contando el paso a miles de trabajadores que transitan habitualmente por la autopista.

"A las 6 de la mañana escuché al que maneja la radio de la villa que anoche estaban ofreciendo 50 pesos a la gente para que corten la autopista. Más prueba que esa es difícil encontrar", señaló.

El jefe de Gabinete porteño afirmó además que después de la irrupción de los 15 ó 20 manifestantes, se sumaron Quebracho y Polo Obrero, a quienes criticó por ser "pseudoorganizaciones sociales que dicen defender a la gente y ayer dejaron sitiado a los porteños durante 9 horas".

En tanto, explicó que el reclamo de ayer era porque el gobierno de la Ciudad denunció que hay más de 500 construcciones de más de dos pisos que son inseguras en la Villa 31 y se pidió que las obras fueran frenadas.

Comentá la nota