Siguen las consultas por bronquiolitis pero el brote ya está controlado

Siguen las consultas por bronquiolitis pero el brote ya está controlado

El director del Area Programática Sur, Julio Correa, reiteró ayer que pese a que las consultas se mantienen y siguen siendo numerosas, el brote de bronquiolitis que afecta a niños pequeños en Comodoro Rivadavia “está controlado”, a partir del accionar del Ministerio de Salud y la colaboración del sector privado “que puso sus instalaciones y personal a disposición, al igual que el centro de salud de Rada Tilly”, expresó.

En diálogo con Radio Del Mar, Julio Correa dijo que “en líneas generales las enfermedades respiratorias se siguieron viendo, pero han ido disminuyendo desde el lunes hasta hoy”, algo que explicó se dio por “el plan que Salud puso en marcha, que incluyó la apertura extendida, durante el fin de semana, de los centros de atención de toda la ciudad”.

“Lo que tenemos son indicadores positivos, en función del operativo que se puso en marcha, pero hay que seguir preparados y continuar con los trabajos que venimos haciendo”, indicó el responsable del Area Programática, porque la virulencia “está en el orden del 90%”, sostuvo.

Correa resaltó la participación de todo el personal de salud y también el aporte que se hizo desde el sector privado, que “puso a disposición su personal y su infraestructura. También tuvimos una muy buena respuesta de la gente de Rada Tilly, a través de su centro de salud”, expresó.

LA ESPAÑOLA OFICIALIZO SU CIERRE DE PEDIATRIA

Además, Julio Correa confirmó el cierre de la guardia pediátrica de la Asociación Española de Socorros Mutuos.

“La clínica privada formalizó el levantamiento del servicio de pediatría. Esto permite que la autoridad sanitaria vea cómo sigue esta historia. Obviamente, lo ideal sería que se pueda restituir ese servicio, pero ya eso pasó a una instancia mayor”, expresó.

El cierre del servicio fue comunicado por la Asociación Española el 2 de julio cuando mediante comunicado aludió a la falta de recurso humano para continuar prestando esta atención, algo que mereció un reproche público de la ministro de Salud, Mónica Eredia, quien entendió la situación, en función de que conoce la falta de personal especializado, pero consideró que el cierre debió haberse primero comunicado oficialmente al Estado.

Coment� la nota