Siguen congelados los fondos de las AFJP: el juez duda del Gobierno

En la audiencia de ayer, Grisea reclamó más pruebas sobre el destino de ese dinero. Por: Mara Laudonia
La Justicia de Nueva York mantendrá congelados los activos que las AFJP tienen invertidos en los Estados Unidos. Será por tiempo indeterminado, hasta tanto la Argentina logre convencer al Juez Thomas Griesa -ante la inminente nacionalización de los fondos de jubilación privados- que esos fondos se usarán solo para pagar jubilacones,.

Después de casi dos horas, tras haber escuchado largo rato a la defensa argentina, que acudió escoltada por abogados de la ANSeS y por letrados de las AFJP, y luego la posición de los abogados de los fondos buitres, Griesa, decidió mantener los fondos inmovilizados y le ordenó al país abrir un proceso denominado discovery. Esto es, el país deberá precisar con mayor detalle a quién pertenecen dichos fondos y cuál será el destino que se pretende darle a los mismos, y todo tipo de preguntas que preparen los demandantes.

Los acreedores que se sumaron en este juicio reclaman en total cerca de 2.500 millones de dólares, entre grandes fondos y pequeños bonistas. Sin embargo, fuentes del Gobierno aseguraron a Clarín que no habría en los Estados Unidos no más de 500 millones de dólares.

Este dato, que hasta ahora evitó develar la Argentina y que ayer mismo en la audiencia no fue comunicado, es parte de las pruebas que deberá presentar la defensa argentina por escrito al juez.

Por parte de la Argentina, acudió Jonathan Blackman, del estudio Cleary Gottlieb. La estrategia oficial fue mostrar a la ANSeS como un ente autárquico. Por ello, se instruyó a que el titular de la ANSeS, Amado Boudou, contrate al prestigioso estudio Skadden, quien envió al abogado Marco Schnabl.

En tanto, las AFJP llevaron a Oliver Armas, de Chadbourne and Parke, quien hasta hace unos meses estuvo vinculado con casos de los acreedores.

Por parte de los bonistas, acudieron Barry Ostrager y Tyler Robinson, de Simpson and Thacher, los primeros que lograron la inhibición, representando a los fondos Aurelius y Capital.

Asistió también Dennis Hraninzky, de parte del fondo de Elliot (NML), si bien antiguamente era parte del equipo de Deveboise and Plimpton, bufete que continúa representando al multimillonario Kenneth Dart (fondo EM). Asimismo, estuvo presente Joel Chernov, del estudio Dreier, en representación de pequeños bonistas.

Según comentaron a Clarín asistentes a la audiencia, al juez se lo vio "preocupado" y no le convencieron las pruebas aportadas por la Argentina. "Griesa le dijo a la Argentina, que entiende que esos fondos podrían ser utilizados para otra cosa más que no sea pagarle a los jubilados y por eso ordenó el proceso de dicovery", indicó a Clarín un abogado querellante, que pidió el anonimato.

"Lo concreto es que los fondos seguirán inmovilizados hasta que el país de a conocer una lista de datos clave, entre ellos, que demuestre cómo será el proceso de la nacionalización de los fondos", explicó otro de los consultados.

Uno de los datos que tomó muy seriamente Griesa es el formulario 18-k presentado ante la Comisión de Valores de EE.UU., que es el-paso previo para efectuar el canje de deuda anunciado por Cristina en Nueva York y que por la crisis internacional quedó en veremos.

Asllí se expone que los ingresos por seguridad social son parte de las entradas en las cuentas públicas, y se justifica con ellos parte del superávit primario. Como broche, se presenta además un organigrama donde ubica a la ANSeS como dependiente del Ejecutivo.

Comentá la nota