Siguen los coletazos de los disconformes con el arreglo

El arreglo de cúpulas en el Partido Justicialista sigue despertando quejas entre los que salieron menos favorecidos en la repartija de cargos y espacios.
El que ayer salió a patalear fue el diputado provincial Roberto Robledo, cara visible del Nuevo Espacio de Participación (NEP), quien protestó por los escasos lugares que le tocaron a ese sector. También reprochó a las líneas mayoritarias -la Plural y Convergencia- los pocos espacios para referentes de la rama gremial.

A poco más de un mes de aquel sábado del congreso piquense en que Carlos Verna le "ofreció" la presidencia del PJ a Rubén Marín, los dirigentes han ido encontrando obstáculos y problemas para afianzar la mentada "unidad".

Habrá internas en tres unidades básicas santarroseñas y tres localidades del interior, la Juventud Peronista no terminó de atar su acuerdo y hay sectores no contenidos en el arreglo general. A eso se suman versiones muy disímiles sobre el modo en que hay que tratar a los dirigentes que se fueron del PJ y que formaron parte de otros sellos partidarios en las elecciones del 28 de junio.

¿Unidad "en serio"?

Robledo dijo ayer en el programa radial "Plan B Noticias" (FM Sonar 91.3): "Bienvenida sea la unidad lograda en el orden dirigencial". Pero aclaró: "El tema, la pregunta que uno se hace es si va a servir para que se unifiquen las bases y la gente quede conforme y si la sociedad pampeana sigue poniendo su confianza en el peronismo. Hay que ver caminar este proceso en el tiempo para ver si es una unidad en serio, si es creíble...".

El diputado lamentó: "Se han dicho cosas muy fuertes, incluso con quien va a conducir el peronismo; se ha denostado hasta la figura del gobernador... Ese tipo de heridas y confrontaciones personales hacen que las cicatrices tarden mucho más en sanar".

Robledo aclaró -y contraponiendo la situación a las internas que habrá en Santa Rosa- que "en General Pico es uno de los lugares en que el peronismo se pone de acuerdo en forma inmediata".

Piso insuficiente

Respecto de los espacios para el sector que lidera -que arregló con la Plural una candidatura a la diputación nacional- el legislador señaló: "Acordamos un piso que no es el suficiente, el NEP representa mucho más que la representatividad en los cargos partidarios y congresales; las cosas fueron dadas así y no quisimos romper. No quisimos quedar como los que rompíamos el acuerdo peronista. Pero la participación es muy poca", insistió.

Ante una consulta sobre la ausencia de Carlos Aragonés -último presidente del PJ- indicó: "No tenemos explicaciones del porqué de eso, ha sido una decisión tomada por las líneas mayoritarias".

Otra de las quejas de Robledo fue que "han quedado muchos compañeros gremiales afuera. Hemos contenido algunos pero no ha habido una participación plena del sector gremial, tanto para unidades básicas como para cargos partidarios".

- ¿Eso a qué obedece? -le preguntaron en "Plan B".

- Obedece a que dos líneas se pusieron de acuerdo y son las que ejercen hoy el poder interno del peronismo. Nosotros no estamos hoy en condiciones de forzar internas, al menos en orden general, sí podemos forzar alguna interna en alguna localidad. Pero no fue la intencionalidad nuestra de quedar como los que saltamos la cerca, siempre pregonamos la unidad del peronismo y fuimos consecuentes. Encasillamos a la dirigencia y a la militancia para forzar una integración y no una interna.

Comentá la nota