Siguen buscando a 3 pescadores desaparecidos tras un naufragio

El Atlántida se hundió el miércoles a la tarde cerca de Necochea. Cinco tripulantes fueron rescatados por otro pesquero y ayer regresaron a Mar del Plata. Sigue la búsqueda de otros tres tripulantes que desaparecieron cuando el buque dio una vuelta de cam

Ayer continuaba la búsqueda de los tres pescadores desaparecidos que navegaban a bordo del Atlántida, un buque costero que naufragó el miércoles, cuando ya comenzaba a anochecer.

En horas del mañana, los cinco tripulantes que sobrevivieron y pudieron ser rescatados por el Simbad, otro buque que se encontraba en la zona, llegaron al puerto de Mar del Plata y prestaron declaración ante la Prefectura. Los cinco pescadores fueron recibidos en medio de una gran conmoción por sus familiares.

Los sobrevivientes pisaron tierra visiblemente emocionados y compungidos por el incierto destino de sus compañeros, a los que durante toda la jornada, se los trató de localizar desde un helicóptero, dos guardacostas y otros pesqueros que se hallan en la zona.

Según informó la Prefectura, el Atlántida naufragó el miércoles por la tarde a 130 millas de la costa de Necochea, es decir, a unos 210 kilómetros de distancia de esa localidad. Leonardo, uno de los sobrevivientes, le dijo a LA CAPITAL que imprevistamente la embarcación dio "una vuelta de campana" que tomó desprevenida a la tripulación, conformada por 8 hombres. Según contó el marinero, los pescadores no llevaban puestos en ese momento sus chalecos salvavidas, por lo que se vieron obligados a flotar por sus propios medios durante varios minutos mientras el barco se hundía.

A dos millas del lugar se encontraba otro buque pesquero, el Simbad, cuyo capitán advirtió el incidente y se aproximó velozmente, pudiendo subir a su cubierta a 5 de los hombres que se encontraban en el mar.

Los otros 3 tripulantes que viajaban en el Atlántida no pudieron ser localizados.

Según Leonardo, la distancia entre el buque que zozobró y el Simbad no era mucha, por lo que a pesar de que ya estaba anocheciendo, se podía establecer contacto visual entre ambas embarcaciones.

Un tripulante del Simbad, Remigio Ayala, relató que advirtieron lo que ocurría porque estaban cerca y cuando subieron al palo mayor vieron que el Atlántida se estaba hundiendo y acudieron en auxilio. "Los encontramos con las botas y los delantales puestos, porque no tuvieron tiempo de sacarse nada", aseguró.

En primer lugar rescataron a Facundo, yerno del patrón del Simbad, luego a los marineros llamados Diego y Leonardo, a Daniel -el maquinista- y por último al capitán Rubén Sarasola, quien al prestar declaración ante la Prefectura se mostró quebrado a causa del episodio.

Si bien fueron asistidos a bordo del Simbad, al llegar a Mar del Plata cerca de las 9 de la mañana, los pescadores lucían bastante afectados, por lo que recibieron asistencia médica y vestimenta y calzados secos.

Además de ser recibidos por sus familiares, también fueron acompañados por el propietario y el armador de la embarcación, Nelson Salvini, y algunos dirigentes gremiales.

Según informó la Prefectura, el Atlántida es un buque de 23 metros de eslora (largo), de casco amarillo, que integra la flota costera con asiento en la ciudad. Zarpó desde Mar del Plata el martes a las 5.30 y navegó durante varias horas hasta llegar a la zona de pesca.

Según la Prefectura, el incidente habría ocurrido a las 17.45 de ayer.

Salvini le explicó a LA CAPITAL que la última comunicación que mantuvo con el capitán fue el miércoles al mediodía a través de un email, en el que le precisó que estaba a punto de arribar a la zona donde tenía previsto realizar capturas de merluza.

Ante este dato, el armador descartó que el buque estuviera sobrecargado, ya que no hacía mucho tiempo que se hallaba en el área de pesca.

Por sus características, el Atlántida era un buque con capacidad para cargar 1500 cajones de pescado y realizar viajes de hasta 12 días de duración. Salvini aseguró que toda su tripulación estaba conformada por "muchachos de confianza, conocidos desde hace muchos años que eran como parte de la familia" propietaria del buque.

"No tengo detalles sobre la forma en la que ocurrió el accidente; los marineros están muy afectados y todavía no están en condiciones de contarme nada. Por eso que tengo muchas versiones sobre lo que sucedió. Ahora, lo único que nos preocupa es saber qué pasó con los 3 chicos que todavía no aparecen", dijo.

Comentá la nota