Sigue la violencia narco en Río y ya son 40 los muertos

Recrudeció el último sábado. Ayer balearon a 4 personas y hallaron 6 cadáveres.
La Policía de Río de Janeiro, la ciudad brasileña en muchos de cuyos morros hay violentas bandas de narcotraficantes, amplió ayer la ofensiva contra el crimen tras una semana en la cual por la guerra entre narcos murieron casi 40 personas.

La ofensiva policial se anunció a menos de tres semanas de que la ciudad recibiera el "premio" de ser designada sede de los Juegos Olímpicos del 2016. En este contexto, el rebrote de la violencia narco preocupa tanto al gobierno local como al nacional y mucho.

Ayer cuatro personas que caminaban por la calle terminaron con balas al quedar en el medio de un nuevo choque entre policías militares y presuntos narcos de las favelas (barriadas carenciadas) de Merendiba, Vila Cruzeiro y Quatro Bicas, en Penha, en la zona norte de Río de Janeiro. Los heridos por balas y esquirlas de las balas perdidas de los intensos tiroteos fueron tres hombres.

También ayer fueron hallados otros seis cuerpos muertos a balazos en la favela Fumacé, en Realengo, zona oeste de Río, por lo que el número de muertos -desde el inicio de los combates entre narcos rivales y policías militares el sábado pasado- ya suma 40.

De acuerdo a las primeras informaciones, el clima en las comunidades de la zona norte es "similar al de una guerra", con policías vestidos con cascos azules parecidos a los utilizados por la Organización de Naciones Unidas, ONU, en conflictos internacionales.

El teniente coronel de la Policía Militar, Milton da Costa, experto en violencia urbana, aseguró que Río vive una situación de violencia "única, una guerra urbana que quizás sea la mayor de toda la historia". De acuerdo al oficial de reserva de la corporación, lo que pasa en la ciudad "no tiene paralelos en el resto del mundo".

Comentá la nota