Sigue el tironeo por la ley de medios

Sigue el tironeo por la ley de medios
Mientras el oficialismo ya dio por conformada la integración de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la norma que regula la comunicación audiovisual, la oposición, a través del vicepresidente, convocó a una reunión para integrarla.
La disputa por la integración de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual enfrentó al vicepresidente Julio Cobos y al presidente de la Cámara de Diputados, el kirchnerista Eduardo Fellner. Empujado por los bloques opositores, Cobos envió el lunes una convocatoria a la Cámara baja para "conformar" la Bicameral. En tanto, el oficialismo ya dio por conformada la comisión el 9 de diciembre pasado, cuando nombró –tras el abandono opositor del encuentro– al diputado Agustín Rossi como presidente y designó los representantes parlamentarios, por la primera minoría parlamentaria, ante la Autoridad de Aplicación. "La convocatoria la debe hacer el presidente de la Comisión", sentenció Fellner y desautorizó el llamado de Cobos.

El enfrentamiento volvió a recrudecer ayer, después de que Fellner desestimara la convocatoria del vicepresidente para esa misma tarde, realizada a través del secretario parlamentario del Senado, Juan Estrada, y no giró las invitaciones a los diputados designados por oficialismo y oposición. "La convocatoria la debe hacer la autoridad competente", aseguró Fellner, sorprendido por los periodistas mientras caminaba distendido desde su despacho hasta el salón Delia Parodi, donde se sellaba el acuerdo entre oficialistas y opositores para la conformación de las 45 comisiones permanentes de la Cámara baja.

–¿La autoridad es Rossi? –le preguntaron.

–Así es –respondió el diputado jujeño.

La definición de Fellner, que dio por conformada la Bicameral y la designación de su presidente, de-sató la ira opositora. "Nosotros no reconocemos la conformación y las autoridades designadas apenas 12 horas antes de que vencieran los mandatos de los diputados y sin respetar la nueva conformación parlamentaria, donde la oposición es mayoría", sentenció la radical Silvana Giúdici en representación del conglomerado opositor.

"Es una comisión de control y debe estar en manos de la oposición", remarcó Giúdici, que defendió la convocatoria de Cobos y arriesgó que la decisión del Gobierno de convalidar las designaciones de la Bicameral "sin la firma del vicepresidente y presidente del Senado es una intromisión en el Poder Legislativo".

El Gobierno publicó anteayer la apertura del período de impugnaciones para los representantes parlamentarios por la primera minoría (kirchnerismo) ante la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Claudio Schifer, y el directorio de Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado, María Beatriz Lence. Los cuatro representantes restantes (dos para cada organismo) deben ser propuestos por la segunda y tercera minoría.

Schifer y Lence fueron designados por el kirchnerismo en la primera reunión de la Bicameral, realizada el 9 de diciembre. Los legisladores del oficialismo (los senadores Eric Calcagno, Blanca Osuna, Guillermo Jenefes y Nicolás Fernández; y los diputados Agustín Rossi, Gustavo Marconatto, Patricia Fadel y Manuel Baladrón) también eligieron a Rossi como presidente y a Osuna como secretaria de la comisión.

Los miembros por la oposición –los senadores Roy Nikisch y Pablo Verani (UCR), Liliana Negre de Alonso (PJ disidente) y Rubén Giustiniani (PS); los diputados Silvana Giúdici y Gustavo Cusinatto (UCR), y Cecilia Merchan (Libres del Sur)– ya se habían retirado del encuentro rechazando el procedimiento.

El oficialismo entendió que con ocho legisladores sobre quince designados tenía quórum y mayoría propia para convalidar las autoridades de la Bicameral y las designaciones. El octavo representante opositor correspondía a la Coalición Cívica, que nunca presentó un candidato para ocupar ese puesto.

Ahora, el bloque opositor desconoce esa conformación y reclama la mayoría y la presidencia de la Bicameral para sus bloques partidarios. Para eso no sólo afirman que hubo "irregularidades" en los integrantes de la comisión: como en el caso de Baladrón, "cuyo mandato como diputado vencía ese día y ya había sido candidateado como uno de los cuatro directores designados por el Ejecutivo para la Autoridad de Aplicación", además de "no contar con quórum ni mayoría para designar autoridades, ante la falta de nombramiento de un representante de la oposición". Pero sobre todo pone a Cobos al frente del reclamo.

Comentá la nota