Sigue el tendido de las nuevas cañerías.

Se extienden los trabajos dispuestos por ABSA en procura de optimizar el sistema de agua potable en diversos puntos del centro y macrocentro.
Durante la semana anterior, la tarea avanzó por Brandsen y avenida Napostá, tal como lo refleja la fotografía.

Con un presupuesto de 2.853.534,89 pesos, el programa tiene un plazo de ejecución de seis meses y permitirá, según las premisas de la compañía prestataria del servicio, equilibrar los niveles de presión.

El plan incluye la colocación de caños de 500, 400 y 315 milímetros.

Las tareas, por otra parte, vienen generando dificultades en el tránsito y ante el corte en Corrientes y Darwin, se han repetido los prolongados embotellamientos.

Comentá la nota