Sigue el temporal en alta montaña y continúa cerrado el túnel internacional.

Mientras unos 500 camiones esperan en Uspallata, Gendarmería Nacional prepara la asistencia para los choferes. Estiman que el domingo se habilitará para todo tipo de vehículos.
El paso internacional Cristo Redentor permanecerá cerrado hasta el domingo donde se estima, se habilitará nuevamente para todo tipo de vehículos. Por ahora, Gendarmería Nacional informó que hay más de 500 camiones esperando en Uspallata. Aún no se declara la emergencia humanitaria que brindará asistencia alimentaria a los choferes varados por más de 48 horas. Como siempre, se culpa al lado chileno por el lento accionar.

Justo José Báscolo, jefe del Escuadrón 27 de Punta de Vacas de Gendarmería Nacional y coordinador del cruce a Chile, informó que por ahora no hay más de 520 camiones que esperan en los playones de la Aduana en Uspallata. Además, el estado es de pre emergencia porque hasta ayer sólo habían pasado 24 horas y recién hoy a la noche, se declarará estado de emergencia humanitaria.

Esta situación consiste en una asistencia con raciones de comida, brindadas por Fadeac y Aprocam (asociaciones de transportistas a nivel nacional y local respectivamente y distribuidas por Gendarmería) tanto en el desayuno como en el almuerzo, para los conductores de camiones varados. En total, hay abastecimiento para 800 personas, por lo que esperarán que se llegue a ese número para comenzar los controles en la frontera de la provincia como Desaguadero, Jocolí y en la destilería, en Luján de Cuyo.

Pero los camioneros que ya se encuentran desde el miércoles en la zona esperando transitar libremente, comentaron algunos detalles que hacen más complicada la estadía. Ramón Colaiacono, conductor mendocino manifestó que los servicios sanitarios no son los ideales. "Para poder usar los baños, es decir bañarte, tenés que pagar. Almorzar acá cuesta aproximadamente 40 pesos y nosotros traemos lo que podemos desde nuestras casas", dijo el chofer.

Comentá la nota