Sigue sin solución el conflicto por los despidos en Terrabusi20

Sigue sin solución el conflicto por los despidos en Terrabusi20
El paso de las horas sólo sirvió para galvanizar las posturas antagónicas en el conflicto de la ex-Terrabusi. A 24 horas de los enfrentamientos entre operarios despedidos y policías dentro de la planta de General Pacheco, Kraft Foods confirmó anoche a través de sus voceros su decisión de despedir a 155 operarios.
Los delegados e integrantes de la comisión interna de la empresamantuvieron la toma de la fábrica, a la que habían ingresado en la madrugada del lunes junto con los demás operarios. Exigen la reincorporación de todos los despedidos y niegan las imputaciones que realizó la empresa.

Anoche venció la conciliación obligatoria que el Ministerio de Trabajo había dictado el 18 de agosto, el día que Kraft envió los telegramas. Acusa a los 155 operarios de haber retenido en forma ilegal a personal administrativo, tras una manifestación dentro de la planta, el pasado 3 de julio.

Hasta el cierre, en la cartera que encabeza Carlos Tomada no se había decidido si la conciliación sería prorrogada (se hablaba de un plazo de cinco días hábiles) o si darían por cumplido el plazo por el cual las partes están obligadas a retrotraer la situación como estaba antes del conflicto.

El conflicto en Kraft se arrastra desde antes del 18 de agosto. A fines de junio arrancaron una serie de asambleas por reclamos salariales, que el 3 de julio derivaron en una manifestación frente al edificio administrativo de la empresa en reclamo de medidas sanitarias por la epidemia de Gripe A. Según la empresa, el personal administrativo y jerárquico debió quedar encerrado contra su voluntad entre tres y cuatro horas. Presentaron documentación ante el Juzgado de Garantías N° 1 de San Isidro e iniciaron una investigación interna. Un mes y medio después, Kraft envió 155 telegramas de despido con causa (sin indemnización) a los presuntos responsables. Se sucedieron dos semanas con la fábrica paralizada, que concluyeron con una batalla campal en la madrugada del lunes.

Parte de los despedidos se manifestaron ayer con a sus familiares frente a la residencia presidencial de Olivos, mientras el resto permaneció dentro de la planta.

Comentá la nota