Aún sigue sin solución el conflicto de ALCEC con la Municipalidad

Poco se ha dicho en los últimos días sobre el tema, pero el silencio no significa precisamente que el asunto esté solucionado.
El conflicto entre ALCEC y la Municipalidad por los equipos instalados en el Hospital sigue igual que en los tiempos de efervescencia. Sin ir más lejos en vísperas de Navidad el abogado de ALCEC, Pedro José Balán, remitió cartas a la Asesoría Letrada de la Municipalidad, y al Concejo Deliberante, recordando que el tema está pendiente, y requiere respuesta.Balán remitió una carta a nuestra redacción, recordando que el mes pasado se vio obligado solicitar la publicación de una nota “para dar respuesta a contínuas declaraciones periodísticas del intendente de nuestro Partido, que distorsionan la verdad y se vierten desde un pedestal que se considera irrefutable”.

En esta oportunidad decidió hacer llegar copia de las notas que el 23 de diciembre remitió al Asesor Letrado municipal y al presidente del Concejo Deliberante, “por cuanto, continuando con la ejecución de la política de dar vueltas al asunto, cuando no les gusta, sin adoptar resolución alguna, el tema sigue siendo postergado y se enfrenta un Concejo Deliberante absolutamente dependiente de las decisiones del Intendente, persona que no tiene contralor alguno precisamente por la extrema dependencia del órgano que debiera ser su contrapeso”.

Agrega que “este tema genera un desconcierto total, por cuanto la Municipalidad está beneficiada por la cesión gratuita de un equipamiento que no poseen los más importantes hospitales públicos de la capital de la República, lo que se debiera destacar, y la condición del uso extendido, que creo haber explicado con claridad, ningún perjuicio le traía a la comuna cuyo verdadero beneficio consiste en atender la salud de la población”.

“No obstante, buscando conciliar posiciones nuestra parte ha aceptado modificar el destino de los fondos que genere su uso extendido, compartiendo el ingreso con la Municipalidad que quedaría con el 40%. No obstante esta modificación, elevada al Asesor Letrado municipal el 5/12, al igual que al presidente del Concejo Deliberante, ningún movimiento ha realizado la autoridad municipal para analizar el tema y, en su caso, intercambiar opiniones con la entidad que asesoro”.

“Es muy claro que estamos sumergidos en la absoluta arbitrariedad”.

Finalmente Balán acota en la nota dirigida a La Campaña: “Para su información y además para que un tema de interés de toda la comunidad no quede en el olvido y alguien el día de mañana pueda exponer una opinión menoscabante del actuar de ALCEC, le brindo esta información para advertir que el tema que se arrastra desde octubre de 2006, continúa como el primer día sometido a una acción de desgaste del intendente, cuya estrategia sin duda es sólo atender a los que le brindan aplausos”.

A Fitzsimons

Balán remitió el 22 de diciembre una nota al asesor Letrado de la Municipalidad, Fabián Fitzsimons, una nota reiterando la necesidad de abordar el tema del equipamiento de ALCEC.

El abogado de la entidad le recuerda que el 5 de diciembre remitió el borrador indicando “hasta dónde pueden llegar las modificaciones a la aceptación originaria del equipamiento médico cuyo uso gratuito fue cedido por ALCEC a la Municipalidad”.

Resalta que la nota “tiene por finalidad recordarle el asunto, y recordarle también que han pasado más de dos años dando vueltas alrededor del tema sin definirlo, en metodología que el Estado viene utilizando en los últimos años para desgastar a todo quien tiene un legítimo derecho”.

“Parece que tan inexplicable método no tendría que tener aplicación en un medio vecinal como el nuestro, en el cual estas cuestiones no tienen en realidad ninguna relación con la política, palabra utilizada en el sentido de la sempiterna intención del hombre de ejercer el poder sobre sus semejantes, sino que debiera serlo con la excluyente mirada del beneficio comunitario”.

Finalmente Balán opina: “En mi exclusiva función de asesor letrado considero que la discusión del tema está agotada, y por lo tanto, al menor por cortesía, requiero una respuesta para cerrar en un sentido o en otro el intento de conciliar diferencias que nacieron de la voluntad del municipio al que Ud. asesora”.

Comentá la nota