Sigue sin resolverse la deuda salarial de noviembre de 2008

El conflicto desatado en el ámbito de la distribuidora, a raíz una la deuda salarial que la empresa mantiene con los empleados profesionales universitarios, continúa generando una inédita tensión.
La protesta de los empleados universitarios nucleados en la Asociación de Profesionales Universitarios del Agua y Energía Eléctrica (APUAYE) puertas adentro de la empresa Energía San Juan continúa generando tensiones y negociaciones que apuntan a que la empresa reconozca la deuda salarial que mantiene desde el pasado mes de noviembre de 2008.

Aunque desde APUAYE aseguran que para los profesionales que forman parte de esta empresa, la prioridad es el servicio, reconoció que se continúa en estado de alerta porque la empresa ha quedado de contestar a una propuesta realizada por la asociación y se encuentran "expectantes y viviendo un clima tenso porque a nadie le gusta tomar medidas de fuerza".

Se remarcó que lamentablemente ante los intentos de negociación que han existido, "no hubo respuestas y se tuvo que llegar un poco más lejos de lo que pensábamos. Realizamos una propuesta en el marco de la negociación que hemos pedido en el Ministerio de Trabajo de la Nación, que contempla la actual difícil situación imperante, pero que busca dar una salida al conflicto".

A pesar de negarse a dar cifras, remarcó que se ha propuesto el pago de la deuda que ya data de seis meses con un solo pago en julio de una cifra realmente mucho menor a la que corresponde, a cambio de que la empresa reconozca la deuda y que empiece a cumplir con el incremento salarial que se corresponde con la revisión tarifaria otorgada en noviembre del año pasado por el EPRE.

Los voceros remarcaron que en estos momentos la empresa tiene la posibilidad de detener este tema, a tratar de normalizar la situación y de aquí en más ocuparse de otros temas. Asimismo se manifestó que se debe tener en cuenta que se está hablando del componente que corresponde al salario con el coeficiente de variación salarial está en un 16,83 por ciento, con respecto a noviembre de 2008, que debió ser el aumento salarial de ese momento y que todavía no se está tratando el aumento por la inflación que le corresponde a nuestro salario por lo que va de este año.

Desde la empresa, el gerente de Recursos Humanos, Sergio Gurguí, se negó a formular declaraciones y sólo opinó que "la gente se ha precipitado y ha cometido el error de hacer pública una cuestión que es interna de la empresa".

Comentá la nota