Sigue el reclamo en la Casa de Tierra del Fuego

Según el gremio estatal, el edificio de la calle Sarmiento en el microcentro porteño presenta serios problemas edilicios. Responsabilizan al Gobierno fueguino y al Banco provincial por cualquier inconveniente que se pueda producir.
El conflicto en la Casa de Tierra del Fuego de la Ciudad de Buenos Aires sigue vivo. A los sucesivos reclamos salariales, con corte de calle incluído, ahora se le suma la denuncia realizada por autoridades de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que documentan severas fallas edilicias en el edificio donde funciona la delegación provincial.

Dario Orellano, representante de ATE en Casa de Tierra del Fuego, presentó un escrito en el Ministerio de Trabajo denunciando los graves problemas que existen en las oficinas de calle Sarmiento y los peligros que corren tanto los trabajadores de dicha dependencia como así también el publico en general, que por lo general son pacientes derivados y funcionarios provinciales.

Orellano detalla en dicho documento las fallas edilicias que van desde la falta de salidas de emergencia hasta la falta de agua potable, pasando por rampas de acceso para discapacitados. Asimismo, responsabilizó de cualquier inconveniencia que pudiera producirse al Gobierno provincial y al Banco de Tierra del Fuego, que cede el espacio para que la oficina funcione.

Además, señala que a el Estado provincial incumplió con sus deberes de adoptar medidas legalmente previstas para prevenir los riesgos de trabajo detallados.

La ATE y la Central de Trabajadores Argentina (CTA) enfatizan además que el máximo responsable de esta "intolerable situación" es el Gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego y responsabilizan además a sus funcionarios por los daños que puedan sufrir los trabajadores y aquellas personas que ingresen al edificio en caso de cualquier inconveniente por falta de seguridad derivada de las falencias que según dicen, "sond e larga data".

Asimismo, Orellano dejó constancia que esta misma denuncia se presentará oportundamente en los organismos de contralor a nivel nacional: Peritaje de Policía Federal, Supertintendencias de Riesgo de trabajo, Ministerio de Trabajo de la Nación y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires son algunos de los entes públicos donde se remitió la misiva.

Comentá la nota