Sigue la puja judicial por la interna del PJ bonaerense

Fracasó esta tarde una audiencia conciliatoria frente a la Justicia Federal entre el Movimiento Agrupaciones Peronistas, de la Matanza, y el Partido Justicialista bonaerense, y desde el sector que conduce Adrián Verdini, rival doméstico del actual vice-gobernador y candidato oficial a conducir el PJ, Alberto Balestrini; insistieron con el planteo de pedir la suspensión del acto eleccionario en curso, con fuertes objeciones de tipo legal al llamado a internas previstas –por ahora- para el próximo 30 de noviembre.
La cautelar que desde ese sector reclaman ante el Juez Humberto Blanco; sumó ahora, además del fracaso de la conciliación, a la que no concurrió el apoderado legal del partido, Jorge Landau; “más pruebas irrefutables y antecedentes de jurisprudencia que avalan nuestra objeción” según explicó Verdini.

Se trata de un fallo de Cámara –el 224/93- en el caso del Partido de los Jubilados, que establece que cualquier acto eleccionario que se impulse, debe realizarse en el período de cuatro años exacto, que es lo que dura, exactamente, el mandato –y poder- de las autoridades del partido. En este caso –explican desde el MAP- “debieran haber convocado entre el 21 de noviembre de 2004”, cuando asumieron las autoridades del Partido, y el mismo día del 2008”, cuando vence la vigencia de sus mandatos, según la Carta Orgánica del Partido.

En ese contexto, cualquier acto eleccionario convocado con posterioridad a la fecha de vencimiento de los mandatos –en este caso se votaría 7 días después de cumplido- además de ilegal, “no guarda ningún tipo de garantías de calidad” a los comicios, explican desde ese sector interno a Balestrini de La Matanza.

Entre otras pruebas, el Movimiento de Agrupaciones Peronistas recurrió “al artículo 50 inciso a de la Ley 23.298”, conocida como ley de Los Partidos políticos, acerca de los plazos de duración de los mandatos, y la validez legal de las resoluciones que se toman en los cuerpos de conducción de los mismos.

“El acto del 25 de agosto, ni siquiera debe ser considerado nulo, porque directamente es ‘inexistente’ toda vez que ‘legisla’ para atrás, prorrogando plazos que, en rigor, vencieron el 19 de diciembre”, explicó Verdini.

Fuentes de ese sector, deslizaron además –con tono de denuncia- una supuesta maniobra que, según dicen, estaría ejecutando la conducción del partido, al llamar a una reunión urgente del Consejo del Partido para el próximo 10, a las 10 de la mañana en el distrito bonaerense de Tres de Febrero, con la intención de avalar la posición, objetada frente a la Justicia Federal.

Se trata de la puja legal que lleva adelante un movimiento del ‘pago chico’ del vicegobernador Balestrini, La Matanza, con la intención de solicitar, primero con forma de cautelar y más luego de manera definitiva, la “suspensión” de las internas partidarias convocadas para el 30 de noviembre próximo al considerarlas “ilegal” por “la nulidad del procedimiento” de la convocatoria.

La presentación ante los estrados de la Justicia federal platense con competencia electoral a cargo de Manuel Humberto Blanco, sostiene en sus fundamentos que la convocatoria a elecciones firmada por Hugo Curto y José María Díaz Bancalari, adolecen de validez legal, toda vez que sus mandatos “finalizan el próximo 21 de noviembre” con lo cuál, de aceptarse ese llamado, “tanto el cronograma electoral, como el escrutinio estarían fiscalizados por autoridades con ‘mandato vencido’ lo cual evidencia una primera irregularidad y arbitrariedad manifiesta”.

Sobre la base de esa objeción, los denunciantes aseguraron frente a la Justicia Federal que “todos los miembros del Consejo Provincial tendrán mandatos vencidos a partir del 21 de noviembre, y no deben ni pueden organizar y proclamar ningún candidato, mucho menos supervisar las elecciones internas del 30 de noviembre”.

El planteo presentado por la corriente interna de La Matanza denominado “Movimiento de Agrupaciones Peronistas” y referenciado en Adrián Verdini objeta, además, la resolución del Consejo Provincial del Partido Justicialista al prorrogar los mandatos de los miembros de la Junta Electoral del partido “que había caducado el 19 de diciembre de 2007”.

“Ese acto carece de validez porque el Consejo Provincial del Partido carece de las facultades necesarias para permitir viabilizar la prórroga”, sostiene la denuncia y aclara en ese sentido que “el único órgano partidario capaz de realizar y convalidar este acto es el Congreso Provincial, según lo estipula la Carta orgánica del partido, que es el máximo órgano partidario donde están representados todos los afiliados”.

En la presentación, los denunciantes resaltan que este tipo de decisión “desconociendo lo más elemental de la Carta Orgánica”, hacen pasibles al presidente del Consejo, Díaz Bancalari y a todos los miembros del mismo, “de haber incurrido en un acto de usurpación de cargos partidarios, violando y burlando, no sólo el sentimiento de los afiliados, sino el cuerpo normativo”.

Comentá la nota