Sigue la polémica por el techo del estadio

La decisión de Daniel Scioli de techar el estadio Ciudad de La Plata está generando cada vez más revuelo en la Legislatura. Días atrás, el vicepresidente II del Cámara de Diputados, Walter Martello, presentó un pedido de informes en el que cuestiona con severidad a la megaobra que demandaría unos $ 100 millones, en momentos en que la Provincia atraviesa por serias dificultades económicas.
“Las membranas, columnas y algunas torres de iluminación compradas a la empresa norteamericana Birdair en 23 millones de dólares (16 millones correspondían a la membrana; 4 millones a la estructura metálica y el resto a los cables y accesorios) siguen varadas en el Astillero Río Santiago. Hoy, la depreciación de las piezas aumentó y la verdad que debe expresar el

Poder Ejecutivo es que no se pueden utilizar, pues sufrieron deterioros irreparables al estar tantos años depositadas en espera de la sanción de una ley nacional que exima a los bienes del pago de los derechos de importación, que nunca se efectivizó”, se afirma en el pedido de informes.

Se agrega: “Continuando con el diseño original, no sólo en materia monetaria fue alterado, sino que se prometió la realización de numerosos eventos gratuitos, supuestamente para compensar a la sociedad por el gasto erogado. No obstante, los espectáculos nunca se realizaron”.

“Por deficiencias en la planificación urbana, el Estadio se inundaba y actualmente este tema del anegamiento no sólo sigue siendo una materia pendiente, sino que se agravó, por lo que las autoridades debieran proceder a solucionar este problema antes de la realización de cualquier inversión accesoria en el predio”, concluye el pedido.

Comentá la nota